Vivienda y alimentos mantienen la inflación en Galicia por encima de la media nacional

El IPC en Galicia modera su tasa interanual en el mes de agosto hasta alcanzar el 11%, cinco décimas por encima de la media estatal

Imagen de archivo de un supermercado en Galicia

Imagen de archivo de un supermercado en Galicia

La inflación sigue castigando a Galicia. El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en la comunidad un 11% en agosto, con respecto al mismo periodo del 2021, manteniéndose por encima de la medida estatal, según los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, la inflación se incrementó en la comunidad el mes pasado en relación con julio, pero moderó su tasa interanual cinco décimas. En lo que va de año, los precios han subido un 6,6% en la Comunidad.

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas han incrementado su precio un 12,4% en los últimos 12 meses, mientras que las bebidas alcohólicas y el tabaco ha aumentado un 6,1%. El vestido y el calzado creció un 5,6%, mientras que la vivienda es el componente que más se ha incrementado, con un 29,2%.

El menaje (+8,7%), la medicina (+1%), el transporte (+11,4%), el ocio y la cultura (+3,7%), la enseñanza (+1,4%) o los hoteles, los cafés y los restaurantes (+9,3%) también han aumentado su precio en agosto, mientras que las comunicaciones son el único componente del IPC que ha bajado de precio un 2,2%.

Datos nacionales

En el conjunto del Estado, la inflación subió tres décimas en agosto en relación al mes anterior, pero moderó su tasa interanual tres décimas, hasta el 10,5%, manteniéndose en niveles nunca vistos desde hace más de 30 años, siempre según datos del INE.

El dato de agosto es tres décimas inferior al pico de inflación alcanzado el pasado mes de julio, cuando el IPC se situó en el 10,8%, su nivel más alto desde septiembre de 1984.

Con la moderación de tres décimas registrada por el IPC interanual en agosto, la inflación acaba con una racha de tres meses consecutivos de ascensos en su tasa interanual: en mayo escaló hasta el 8,7%; en junio superó los temidos dos dígitos (10,2%) y en julio se disparó hasta el 10,8%. Agosto es, por tanto, el tercer mes consecutivo en el que la inflación supera las dos cifras. 

Según el INE, la moderación del IPC interanual hasta el 10,5% se debe, principalmente, a la bajada de los precios de los carburantes. De hecho, el grupo de transporte moderó más de 4,5 puntos su tasa interanual, hasta el 11,5%, debido al abaratamiento de las gasolinas y lubricantes.

Por contra, en agosto subieron los precios de la electricidad y de los alimentos. Estos últimos registraron en agosto una subida interanual del 13,8%, tasa tres décimas superior a la de julio y la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Destaca, especialmente, el encarecimiento de la carne, el pan y los cereales y la leche, el queso y los huevos.

En el grupo de vivienda, la tasa interanual aumentó casi dos puntos en agosto respecto al mes anterior, hasta el 24,8%, por la subida de los precios de la electricidad, mayor que la registrada un año antes.