Hack a Boss, una escuela gallega para formar a programadores en tiempo récord

Galicia en Primera Persona analiza la experiencia de Hack a Boss, una startup gallega que se dedica a formar a los nuevos programadores que demanda el mercado mediante cursos intensivos de 16 semanas y con un marcado carácter práctico

Pablo Rodríguez, CEO y fundador de HACK A BOSS

Pablo Rodríguez, CEO y fundador de HACK A BOSS

¿Cómo es posible que siendo Galicia una de las comunidades más punteras en cuanto a la creación de empresas del sector TIC exista un déficit de programadores? Es la pregunta que se hizo hace tres años, Pablo Rodríguez, CEO y fundador de Hack a Boss, una startup gallega que nació con una misión tan sencilla como ambiciosa: formar una nueva generación de programadores, de forma rápida y teniendo como referencia qué es lo que realmente demanda una empresa en el día a día a estos profesionales.

Con esa idea en la cabeza nació Hack a Boss, empresa que en la actualidad cuenta ya con dos sedes físicas en Galicia, en la coruñesa calle Real y en la avenida de García Barbón, en Vigo y que, además de ofrecer clases presenciales, también cuenta con formación en remoto. La firma arranca ahora un nuevo curso, y lo hace, además, siendo consciente de que la demanda de programadores ha crecido aún más con la pandemia, que aceleró de forma imparable la digitalización en el mundo empresarial.

Un sector de alta demanda

“En estos momentos, el sector tecnológico puede presumir de tener una de las tasas de empleabilidad más altas del panorama laboral y se encuentra, con diferencia, entre las áreas que mejor están resistiendo las consecuencias del Covid”, explica Rodríguez, dentro de las entrevistas que realiza Economía Digital en la sección Galicia en Primera Persona. Ya era así antes de la pandemia, y las previsiones del sector van en aumento.

Hack a Boss se dedicaba en sus inicios al desarrollo de software. Es ahí cuando sus impulsores detectaron la dificultad para poder contratar programadores. “Vimos esa necesidad y decidimos formarlos. Arrancamos el proyecto de la escuela y, hoy en día, es nuestro negocio principal. El primer grupo con el que arrancamos era de 20 personas, pero desde los inicios de 2019 hasta ahora hemos crecido. Tenemos dos sedes físicas y muchos programas de formación en remoto”, explica el CEO de la compañía, que ya forma a unos 300 alumnos al año. “Empezamos con grupos en físico, que son siempre de 20 alumnos y, ahora, tras la pandemia, hay mucha demanda en remoto”, añade

Formación práctica

Hack a Boss apuesta por una educación práctica. Su objetivo es formar a trabajadores que puedan solucionar, de forma rápida, las necesidades de programación y elaboración de herramientas digitales que tienen las empresas. Y lo hacen, además, en un tiempo casi de récord. “Una de las cosas que le llama la atención a la gente es que en cuatro meses empieza a desarrollar y a lo que nosotros llamamos ‘producir’. Esta formación es distinta a la que recibimos, por ejemplo, en la universidad, en donde hablamos de una ingeniería de cuatro años. Lo que nosotros intentamos es que las personas aprendan lo que les piden las empresas en el día a día, ensañamos estrictamente eso”, explica Rodríguez, que emplea un símil fácilmente comprensible. “Yo siempre lo comparo con hacer una mesa. Si tú haces una mesa, puedes ser ingeniero y analizar las formas, texturas, densidades… pero también puedes aprender a hacer una mesa… Lo que nosotros queremos es formar a gente para que puedan tener algo productivo desde el principio”.

Pablo Rodríguez, fundador de HACK A BOSS

Galicia en Primera Persona se construye con entrevistas presenciales, grabadas en vídeo y difundidas en todos los canales de ED, a los emprendedores que abren camino con nuevos negocios, y plantean alternativas sólidas y viables que pueden ser una referencia para otros. ED Galicia se propone descubrir a aquellos que son capaces de emprender e innovar a la vez desde Galicia.

«Puertas abiertas»

Con ese objetivo de formación eminentemente práctica, Hack a Boss ha diseñado un formato de educación intensiva: los bootcamps. “Es una formación de 16 semanas que está diseñada con la metodología Learning by doing. Tanto el diseño del temario impartido como los profesores y la metodología de enseñanza están orientados para formar a los estudiantes sobre los procesos, las herramientas y las habilidades que las empresas demandan actualmente”, comentan. Y todo ello, insisten, sin la necesidad de poseer conocimientos previos sobre programación.

De cara al próximo curso, en Hack a Boss han organizado unas jornadas de puertas abiertas. La primera tendrá lugar el próximo jueves 9 de septiembre en la sede de A Coruña (calle Real, 1), mientras que la siguiente se desarrollará en en Vigo (García Barbón, 23) el 23 de septiembre. “Para estos open days lo que hemos hecho es reunir a antiguos alumnos, así como a algunas de las empresas colaboradoras y a parte del equipo académico, para que la gente pueda conocer cómo es la escuela”, explica Rodríguez, que ofrecerá una charla cuyo título es toda una declaración de intenciones: El futuro del sector TIC en la era post-Covid.

El perfil del alumnado

Sobre el crecimiento de la startup coruñesa, sus fundadores aportan un dato clave: la escuela de programación cuenta con más de 120 partners en todo el territorio nacional.

Sobre el perfil del alumnado, en esta escuela de programación son claros: todo el mundo puede acceder, lo importante, el esfuerzo y la evaluación continua que realizan. “En anteriores ediciones Hack a Boss hemos contado con perfiles que ya disponían de conocimientos técnicos previos, puesto que venían de formación profesional o de la universidad, pero también es muy habitual encontrar personas sin ningún conocimiento previo que cursan y superan el bootcamp con éxito. En cuanto a la edad del alumnado, también es bastante heterogénea, desde alumnos con apenas 16 años a personas que superan los 50”, indican.