Brexit: la flota gallega logra una tregua de cuatro meses para la pesca en aguas británicas

La UE y Reino Unido prorrogan hasta el 31 de julio las cuotas de pesca en aguas compartidas ante la falta de un acuerdo definitivo para el conjunto del año

Pesca

Imagen de archivo de un buque pesquero

La flota gallega mantendrá hasta el 31 de julio las posibilidades de pesca provisionales en los caladeros compartidos con Reino Unido. Los ministros de Pesca de la Unión Europea han alcanzado este martes este acuerdo ante la falta de avances en las negociaciones con las autoridades británicas para fijar las cuotas definitivas de este año.

«Tras varias horas de negociación, este Consejo de ministros ha alcanzado el objetivo de aprobar las cuotas provisionales hasta el 31 de julio para los recursos compartidos con Reino Unido«, ha anunciado en una rueda de prensa el ministro de Mar de Portugal, Ricardo Serrao, que este semestre ostenta la presidencia de turno de la UE.

La Unión Europea y Reino Unido han llegado a esta situación tras no haber logrado un acuerdo previo respecto a las posibilidades de pesca para este 2021, motivo por el cual la UE ha decidido asignarse cuotas provisionales para cada uno de los stocks y permitir así que su flota siga faenando.

Deberes para última hora

El primer plan de contingencia contemplaba un periodo provisional hasta el 31 de marzo, pero la UE asume que será incapaz de sellar un pacto con Londres antes de esa fecha, por lo que los responsables de Pesca de los Veintisiete han acordado prorrogar la solución provisional hasta el 31 de julio.

La extensión, sin embargo, recoge algunos cambios. En lugar de tomar como referencia las capturas permitidas en 2020 (la que se ha utilizado en el primer trimestre), la flota comunitaria podrá pescar hasta agosto aproximadamente un 60% de lo que había recomendado el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) para todo el año.

España celebra el acuerdo

España llegaba a las negociaciones preocupada por el rape y gallo capturados en el Oeste de Escocia y el Mar Celtico, poblaciones muy estacionales y cuya pesca se concentra cada año hasta agosto, motivo por el cual la delegación que encabeza el ministro Luis Planas reclamaba un porcentaje mayor para estos stocks con el objetivo de minimizar el impacto sobre flotas como la gallega.

A falta de conocer los detalles sobre el acuerdo en general y sobre esta cuestión en particular, fuentes diplomáticas han señalado que España está «satisfecha» con el resultado de la negociación porque da «continuidad» a la actividad de la flota y permite a la Comisión concluir «de manera inminente» las negociaciones con Reino Unido.

Un mensaje similar ha trasladado en la comparecencia de prensa el comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, quien ha destacado que el acuerdo sobre la cuotas provisionales da «tiempo» a Bruselas para seguir negociando con Reino Unido las posibilidades de pesca definitivas.