Baltar irrumpe en la crisis del PP y postula a Feijóo a la Xunta

El barón ourensano vaticina una “quinta victoria” electoral en Galicia de Feijóo, que lleva dos mandatos asegurando que no se presentará

Baltar irrumpe en la crisis del PP y postula a Feijóo a la Xunta

El nerviosismo del PP respecto al liderazgo de Pablo Casado ha impregnado Galicia. Lo ha traído bajo el brazo Alberto Núñez Feijóo, que a medida que cuestiona las decisiones de Génova, espolea la inquietud de los suyos sobre un posible desembarco en Madrid para disputar la dirección del partido. El presidente de la Xunta ha descartado esa posibilidad esta semana, mientras en sus propias filas, da igual que sea en territorio gallego que en la capital española, se preguntan a qué responden sus desaires con Pablo Casado.

En medio de la polvareda ha irrumpido Manuel Baltar, tiempo atrás un barón incómodo para Feijóo, que lo quiso descabalgar de la presidencia de los populares ourensanos. El presidente de la Diputación de Ourense vaticinó en una entrevista en RNE que el presidente de la Xunta volverá a presentarse a las elecciones autonómicas y obtendrá “una quinta victoria”, superando a Manuel Fraga.

«A Feijóo lo veo de presidente de Galicia. Habrá una quinta victoria», dijo Baltar a pesar de la insistencia del presidente de la Xunta en cerrar esa etapa, pues lleva dos mandatos asegurando que no volverá a presentarse. El razonamiento del dirigente ourensano no es distinto del que hacen las fuentes más próximas a Feijó desde hace tiempo, que tuvo su oportunidad en la sucesión de Mariano Rajoy y que “decidió apostar por Galicia”. Si dejó escapar aquel tren –tampoco es que entonces le abrieran las puertas de par en par en el partido–, ahora continuará.

Casado y la fragmentación política

Sobre Casado, el responsable provincial cree que será «presidente del Gobierno». «Quién lo diría de (Pedro) Sánchez y otros que llegaron a presidentes», ha comentado antes de indicar que el reto del presidente de su partido se enfrenta a una «situación de fragmentación política que no había pasado antes» y que su reto es hacer que los votantes «vuelvan a ver en el PP» la organización que hizo frente «a los peores momentos de España».