Bruselas ratifica el veto a la pesca de fondo: «Es la mejor decisión posible»

El comisario de Pesca asegura que se basa en "el mejor dictamen científico" pero abre la puerta a revisar los cierres el próximo noviembre si lo avalan los datos

El comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius

El comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius

Bruselas defiende el cierre de 87 áreas de aguas comunitarias a la pesca de fondo, una decisión contra la que pugnan España, Francia e Irlanda y que puede tener una grave afectación en toda la cadena de valor de la pesca de arrastre en Galicia. El comisario Pesca, Virginijus Sinkevicius, aseguró este lunes que revisará la decisión de vetar la pesca de fondo en zonas marinas protegidas si así lo avalan los datos científicos que se harán públicos el próximo noviembre, pero se reafirmó en que, con los datos disponibles, «es la mejor decisión posible».

«Esperamos el primer dictamen científico revisado en noviembre y si se justifica se revisará el cierre de ciertas zonas«, ha señalado Sinkevicius en un debate con los ministros de Agricultura y Pesca de la UE después de que España, Francia e Irlanda pidieran al Ejecutivo comunitario la revisión de los cierres.

El comisario aludía a la publicación el próximo noviembre por parte de el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (Ices, por sus siglas en inglés) de un informe de evaluación de esas zonas marinas vulnerables. «La Comisión entiende perfectamente que este acto de ejecución no haya sido bien recibido por todos los interesados», ha indicado Sinkevicius, quien ha recalcado que es la «mejor decisión posible» ya que se basa en el «mejor dictamen científico disponible» y en los «mejores» y «más recientes» datos.

Una decisión con «cuatro años de retraso»

Respecto a la queja manifestada por algunos países de que la decisión se basa en datos científicos desactualizados, Sinkevicius ha respondido que el informe se ha basado en los datos proporcionados por los Estados miembro del ICES. «Estamos al inicio de un proceso. Puesto que se va a revisar este informe científico cada año para tener en consideración los datos más recientes de los estados miembro», ha indicado el comisario de Pesca.

En un paso más, Sinkevicius ha recordado que esta decisión se ha tomado con cuatro años de «retraso» y ha añadido que se ha analizado la actividad pesquera en determinadas zonas antes de proceder a «proteger los ecosistemas vulnerables». «Nuestros científicos han visto que los buques faenaban mucho en donde estaban establecidos los ecosistemas vulnerables«, ha explicado el comisario de Pesca, que ha justificado que la decisión pretende «maximizar la conservación, minimizando el impacto económico» en la actividad pesquera.

Además, Sinkevicius ha incidido en la «obligación legal de revisar estos cierres anualmente y lo vamos a hacer», y ha quedado a la espera de recibir los datos de 2023.

Planas critica el informe científico

En su intervención en el debate, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha defendido que el informe del ICES que se tomó como referencia para adoptar esta decisión «no es actual» y que, además, » incluye modalidades como el palangre de fondo que no estaban consideradas».

Ante lo cual ha solicitado al Ejecutivo comunitario que «suspenda la aplicación del reglamento», que entra en vigor el próximo 9 de octubre, y que «incluye modalidades como el palangre de fondo que no estaban consideradas».