Covid: Galicia prepara más restricciones con 15 ayuntamientos en alerta roja

Tras el anuncio de Feijóo de un nuevo endurecimiento de medidas, repasamos los municipios gallegos de más de 10.000 habitantes, como el caso de Arteixo, Xinzo y Viveiro, donde el coronavirus ha disparado su incidencia

La hostelería inicia una ofensiva judicial para poder compensar las pérdidas por los cierres. E.P.

La hostelería inicia una ofensiva judicial para poder compensar las pérdidas por los cierres. E.P.

Galicia se enfrenta a nuevas restricciones. Las medidas de distancia social no han parado de incrementarse desde que acabaron las fiestas navideñas y comenzaron a dispararse los contagios de la tercera ola del Covid. En la actualidad, la Xunta ha endurecido limitaciones en 112 ayuntamientos de la comunidad que tienen marcado un cierre perimetral individual y una hostelería bajo mínimos, que solo puede abrir terrazas (en invierno y con el aforo reducido al 30%). Las medidas implantadas se agravan aún más en tres municipios: Arteixo, Viveiro y Xinzo de Limia. Sanidade optó esta semana por cerrar toda actividad no esencial en estos concellos, incluidos bares y restaurantes, debido a que su tasa de contagios está disparada por encima de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días.

En realidad, los ayuntamientos gallegos con una incidencia superior a los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes rondan la cuarentena, según se deriva de los datos facilitados por la Consellería de Sanidade de forma diaria. Sin embargo, el Ejecutivo autonómico pone el foco en aquellos que, como es el caso de Arteixo, Xinzo o Viveiro, poseen un censo de más de 10.000 vecinos.

Desechada por el momento la posibilidad de adelantar el toque de queda a las 20.00 horas, el presidente Feijóo anunció este jueves que, con toda seguridad, la semana que viene el comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia volverá a proponer un endurecimiento de medidas. El presidente gallego fue claro: el cierre total de la hostelería nunca ha dejado de estar sobre la mesa, ya que es una posibilidad contemplada en los protocolos de actuación ante el Covid-19 en función de la situación epidemiológica. Además, desde el Sergas ya han advertido de que si el Covid sigue desenfrenado, nuevos concellos seguirán la estela de Arteixo, Xinzo o Viveiro.

Ayuntamientos bajo lupa

En la actualidad, y dejando al margen las grandes ciudades, Galicia cuenta con unos 12 concellos que, por sus características y volumen de población, podrían ver cómo se les aplica el determinado ‘modelo de O Carballiño’ de cierre de hostelería y actividades esenciales (el concello ourensano fue el primero en experimentar este endurecimiento de restricciones durante la segunda ola de la pandemia).

En la provincia de A Coruña, la tasa de contagios de Arteixo sigue disparada a pesar del pseudo confinamiento aplicado. Además, y debido a que son territorios con más de 10.000 habitantes, también preocupa la situación de otros ayuntamientos como A Laracha, Cambre, Betanzos, Fene, Carballo o Melide.

La incidencia del coronavirus en Arteixo sigue disparada, con unos 1.539 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. A Laracha presentaba este jueves 911 casos por cada 100.000 habitantes. Dentro del área metropolitana de A Coruña, preocupa especialmente la situación de Cambre y de Betanzos, los ayuntamientos metropolitanos donde más está creciendo la tasa de contagios, que ronda los 780 y 750 casos respectivamente. Dentro del rango de municipios de más de 10.000 habitantes, destaca también la tasa de contagios a 14 días de Carballo, de en torno a 766 casos por 100.000 habitantes. Con una población cercana a las 9.000 personas, también sobresale el caso de Melide, con una incidencia que se acerca a los 900 casos por 100.000 habitantes.

En Pontevedra ocurre lo mismo con Silleda (936 contagios por cada 100.000 habitantes), Ponteares (924), Tui (981) y Poio (1.452), mientras que, en Lugo, además de en Viveiro, el foco se pone sobre el municipio de Vilalba. La tasa de contagios en esta provincia es considerablemente más baja. Con más de 14.000 habitantes, la tasa de contagios de Vilalba es de 568 casos por cada 100.000 personas.

También en Ourense, al margen de Xinzo, los contagios se disparan en la vecina Verín, con una incidencia de más de 1.200 casos.

Las autoridades sanitarias indican que un territorio entra en nivel de riesgo extremo en el momento en el que su incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes supera los 250 casos.

Aunque muy alejadas aún de las tasas de los municipios con cierre de actividades no esenciales, las ciudades de Galicia excepto Lugo rebasan de lejos ese umbral. A Coruña ronda los 614 casos por cada 100.000 habitantes, Santiago los 617 y Ourense se sitúa en 659 contagios por cada 100.000 habitantes. Las tasas se reducen a 317 y 313 casos en Vigo y Pontevedra mientras que Lugo, se queda en 194 contagios.