Ecologistas y sindicatos llevan a la Xunta ante la Fiscalía por los incendios

La plataforma Por un Monte Galego con Futuro denuncia que el operativo de extinción "ha estado desbordado desde el principio por la falta de medios"

Una persona camina por una de las zonas quemadas por el incendio de Folgoso do Courel

Una persona camina por una de las zonas quemadas por el incendio de Folgoso do Courel – Carlos Castro/Europa Press

Una plataforma conformada por sindicatos y colectivos ecologistas ha decidido denunciar a la Xunta ante la Fiscalía por su actuación durante la oleada de incendios en Galicia y también en las labores previas de prevención. Además de la denuncia contra la Consellería de Medio Rural, la plataforma Por un Monte Galego con Futuro, impulsada en su momento por colectivos como Adega, Sindicato Labrego Galego, Fruga o CIG, también ha solicitado a la valedora do Pobo que actúe de oficio e «investigue» la actuación del Gobierno gallego en materia de prevención y extinción de incendios para «aclarar las responsabilidades penales».

El colectivo entiende que ha habido «inacción» por parte de la Xunta y que el daño que han producido los incendios se «ha agravado» debido a que la «mayoría» de trabajos en prevención de incendios previstos para este 2022 «están sin hacer a día de hoy».  Alertan que «apenas» se ha ejecutado el plan de prevención de incendios forestales que presentó el 5 de mayo de este año el entonces presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y que la repercusión de los incendios afectó a ecosistemas de gran valor, como el Parque Natural do Invernadoiro, el Macizo Central o la sierra de O Courel.

«Desbordados» por el fuego

El portavoz de la plataforma, Xosé Santos, ha señalado que los indicadores diarios de incendios forestales «permitían vaticinar» que, en caso de focos iniciales de incendio forestal, «se podrían convertir con facilidad en grandes incendios». También ha hecho referencia a que, «tras producirse los primeros focos, no han actuado en tiempo y forma con los medios suficientes con el fin de intentar controlar su expansión».

En el marco de las actuaciones de prevención y extinción, ha recalcado que «las brigadas entraban día sí y día también con solo uno, dos o tres efectivos, cuando las brigadas forestales en Galicia son de cinco». También critican que las motobombas han estado «sin cubrir 24 horas del día por la falta de conductores», al tiempo que hay brigadas de ayuntamientos «sin activar» y demás «falta» de efectivos contra los incendios.

Además, han destacado la «dramática» situación que han vivido en aldeas y poblaciones con varias casas calcinadas por unos incendios forestales «incontrolados por la falta de medios». Así, han recalcado que el operativo para la extinción «ha estado desbordado desde el principio por la falta de medios técnicos, materiales y humanos».

Finalmente, han lamentado que el grado de movilización del operativo de prevención y extinción ha sido «equiparable» al que se activa durante la precampaña entre los meses de marzo y junio, a pesar de haber montes enteros y casas ardiendo.