El Gobierno abre la puerta a reclamar 7.000 bienes de la Iglesia en Galicia

A Coruña es la provincia de España con más bienes inmatriculados por la Iglesia con la ley hipotecaria de Aznar, con 2.669

El Gobierno abre la puerta a reclamar 7.000 bienes de la Iglesia en Galicia

La Iglesia Católica registró a su nombre 7.131 bienes en Galicia aprovechando la reforma de la ley hipotecaria del Gobierno de José María Aznar. Entre 1998 y 2015, la institución inmatriculó 2.669 bienes en la provincia de A Coruña, el número más alto entre las provincias españolas; 2.017 en Lugo; 1.383 en Pontevedra y 1.062 en Ourense.

Así figura en el listado que el Consejo de Ministros ha remitido al Congreso con casi 35.000 propiedades que figuran a nombre de la Iglesia al amparo de la normativa de la etapa de Aznar, que permitía inscribir a su nombre edificios, apartamentos o fincas con una certificación eclesiástica.

El Gobierno transparenta estos bienes para que, aquellos que crean que tienen derechos anteriores sobre ellos, puedan reclamar a la Iglesia su devolución.

Galicia, segunda comunidad con más bienes inmatriculados

Galicia es una de las comunidades más afectadas. Concretamente, es la segunda con más bienes inmatriculados solo por detrás de Castilla y León. En el listado se incluyen templos, casas rectorales, cruceiros, fincas e incluso montes.

De los 7.131 bienes registrados por la Iglesias en el periodo, en 6.210 casos se valió de una certificación eclesiástica mientras que en otros 921 utilizó títulos de otra naturaleza.

«Las inmatriculaciones se han producido al amparo de una situación legal, otra cosa es que, a lo largo de los años, haya habido posicionamientos contrarios a la reforma que propició el Gobierno de Aznar, pero ha sido a la luz de una legalidad», ha declarado la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Puerta abierta a las reclamaciones

De las 34.961 inmatriculaciones en España, 20.014 corresponden a templos de la Iglesia católica o dependencias complementarias que tienen que ver con el culto o la tarea educativa y las 14.947 restantes se relacionan con otros usos: terrenos, solares, viviendas o locales, según ha concretado Calvo.

Calvo ha señalado que, a partir de la publicación de este listado, cualquier persona física, jurídica o administración pública que discrepe, puede reclamar alguno de estos bienes, ya sea por «vía administrativa», para que la Administración General del Estado abra la investigación correspondiente o por «la vía de los tribunales».

Además, ha añadido que si la Iglesia Católica considera que hay algunas inmatriculaciones que pueden ser, o no contestadas y que de oficio las puede resolver, o va a defender sus derechos ante los tribunales frente a una parte hipotética que también ejerza el derecho, «esa será una decisión suya».

Calvo también ha destacado que en el listado aparecen «bienes afectos a un régimen muy especial» que son todos aquellos que están catalogados como parte del Patrimonio Histórico español o protegidos por las leyes autonómicas de patrimonio histórico, como es el caso de la Mezquita Catedral de Córdoba, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984 por la Unesco.