González Formoso dará la batalla: irá a las primarias frente a Gonzalo Caballero para liderar el PSOE gallego

El alcalde de As Pontes da el paso: el jueves formalizará su precandidatura de cara al congreso del PsdeG

Formoso y González Caballero

El presidente de la Deputación da Coruña, Valentín González Formoso, junto al secretario xeral del PSdeG-PSOE, Gonzalo Caballero

Paso al frente de Valentín González Formoso, el presidente de la Diputación de A Coruña y alcalde de As Pontes, para liderar el PSdeG. El dirigente formalizará su precandidatura el próximo jueves por la mañana. De esta forma, se enfrentará a Gonzalo Caballero, actual secretario xeral de los socialistas gallegos, quien la semana pasada ya anunció de forma pública su intención de presentarse al proceso de primarias para revalidar su puesto.

La candidatura de González Formoso se daba por hecha en varios sectores del partido desde finales de la semana pasada. El también alcalde de As Pontes contaría con relevantes apoyos en Lugo, entre ellos los del sector besteirista, y en su propia provincia, donde tiene una relación más fluida con los principales alcaldes socialistas en Santiago, A Coruña y Ferrol que Caballero.

De hecho, este mismo lunes el regidor compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, reconoció que el también alcalde de As Pontes sería un «candidato sólido» a la secretaría xeral. Sin pronunciarse en favor de ningún aspirante, Bugallo apuntó a un dato relevante de cara al proceso interno: la provincia de A Coruña representa «casi el 40%» de los afiliados en Galicia, el «núcleo más numeroso».

El candidato contaría también con el respaldo de parte del partido en Ourense, donde Rodríguez Villarino, secretario provincial y afín a Caballero, lidia desde hace tiempo con un relevante sector crítico.

Caballero no ve un proyecto alternativo mejor al suyo

El actual secretario xeral, Gonzalo Caballero, defendió este lunes su candidatura en un nuevo llamamiento a la unidad, la «integración» y la «lealtad» en torno a su liderazgo. En una rueda de prensa, antes de que trascendiera el paso adelante de González Formoso, aseguró que «no hay un proyecto alternativo» al de la actual dirección que permita construir el futuro «con más fuerza, capacidad e ilusión».

«El proyecto que plantamos hace cuatro años ha germinado pero necesita tiempo para dar frutos», aseguró, antes de defender que su proyecto «colectivo, galleguista, feminista, ecologista y de izquierdas» está por encima de las individualidades. «Ofrezco a todos espacios de encuentro», zanjó.