Marín, Padrón, Ponteareas… Estos son los 17 concellos gallegos en alerta roja por Covid-19

Laza se suma a Vilanova de Arousa y Cualedro y sufre su cierre total, mientras otros 14 concellos se encuentran en nivel alto de alerta por Covid-19 tras la última reunión del subcomité clínico

A Coruña

Un hombre camina, con mascarilla, por el Paseo Marítimo de A Coruña. EFE (Cabalar)

El subcomité clínico que asesora a la Xunta da una nueva vuelta de tuerca al mapa gallego de restricciones por el coronavirus. En su reunión de este viernes, los expertos han acordado incorporar al concello de Laza al máximo nivel de restricciones.

El municipio ourensano se sumará así a Vilanova de Arousa y Cualedro y sufrirá un cierre perimetral y de la hostelería, así como la prohibición de reuniones entre no convivientes. Se trata de unas restricciones que, por el contrario, dejarán de aplicarse en Carballeda de Valdeorras, que pasa al nivel medio de alerta por Covid-19.

Este último concello desciende dos peldaños en vez de bajar primero a un nivel alto de restricciones al que ahora se incorporan A Pastoriza, Mesía, Padrón, Cambados y Gondomar. Estos cinco concellos se suman a Petín, A Merca, Ribeira, Marín, O Grove, Meaño, Salceda de Caselas, Ponteareas y Coristanco.

En estos concellos se aplicarán mayores restricciones a la hostelería, que solo podrá atender en terraza, con un límite de aforo del 50%. Estas limitaciones se aplicaban hasta ahora en concellos como A Pobra do Carmiñal, Muíños, Verea, Ribadumia, Meis y Cambre, que ante la mejora de su situación epidemiológica, pasan al nivel medio de alerta.

En este escalón se sitúan ahora los concellos Muíños, Verea, O Barco de Valdeorras, Cartelle, Lobios, Verín, Xinzo de Limia, Allariz, Carballeda de Valdeorras, Meira, Chantada, Rianxo, A Pobra do Caramiñal, Melide, Carnota, Ordes, Lalín, Silleda, Ribadumia, Poio, Vilagarcía de Arousa, Cangas, Nigrán, O Porriño, Tui, Vigo, A Laracha, Betanzos, Cambre, Carballo y Ares. En todos ellos se rebajan los aforos de la hostelería al 30% en interior y al 50% en terraza, porcentajes inferiores al 50% en interior y 75% en espacios al aire libre que quedan fijados para el resto de Galicia.