Rueda y Conde plantean a Calviño un PERTE único y «singular» para Galicia

La Xunta traslada a la vicepresidenta que la coordinación entre los proyectos del polo de transformación gallego promueve la circularidad y el aprovechamiento de recursos naturales, “posicionándolo para un PERTE singular”, como también plantea Valencia con el agua

Nadia Calviño y Alfonso Rueda

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, mantuvieron un encuentro a cuenta de los grandes proyectos para los Next Generation. Foto: Álvaro Ballesteros/Europa Press

La Xunta plantea una «excepción gallega» para optar al grueso de los fondos Next Generation que se articulan a través de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica. El modelo, lejos de lo que se entiende por un PERTE autonómico, pasa por un proyecto único y «singular» para Galicia. Así se lo trasladaron los equipos de Alfonso Rueda y Francisco Conde a Nadia Calviño en el encuentro que mantuvieron hace poco más de una semana en Santiago.

De acuerdo con fuentes de la Administración autonómica, el ecosistema de proyectos con carácter estratégico y con gran capacidad de tracción sobre el tejido empresarial ha hecho variar la hoja de ruta de las reclamaciones de recursos desde Galicia para centrarse en la financiación con fondos europeos para el denominado polo de transformación de Galicia.

Singular, no autonómico

En los documentos de trabajo se explica que la coordinación entre los proyectos del polo promueve la circularidad y el aprovechamiento de los recursos naturales, «posicionándolo para un PERTE singular». Este planteamiento de la Xunta dista de los realizados por otras comunidades, caso de País Vasco o Cataluña, que reclamaron la creación de la figura del PERTE autonómico, que pasaría por la gestión de los fondos después de su transferencia.

Dos han sido los grandes motivos para el replanteamiento de posiciones en San Caetano. De un lado, las dificultades que algunos proyectos están teniendo para encajar en el actual esquema de PERTE diseñado por el Gobierno. La prueba más clara está en Altri, que plantea una inversión de 800 millones para levantar una planta de fibras textiles sostenible, pero de momento no encuentra plan estratégico al que acudir entre los convocados y proyectados por Madrid.

Margen y tiempo

El otro argumento, según fuentes de la Administración gallega, es que hay margen para replantear el esquema de trabajo. De hecho, resaltan que hasta ahora solo se conocen oficialmente, con bases reguladoras y candidatos, el 18% de los proyectos. Traducido a números, solo hay certezas sobre 6.000 millones de un total de 33.000 millones en fondos Next Generation. Otra idea que apoya ese PERTE «singular» o caso gallego es la propia transversalidad de los proyectos, con nombres propios como Altri y Showa Denko.

A la Xunta le consta que otras autonomías han planteado un PERTE singular. Es el caso de la Comunidad Valenciana con la Red Agua CV, candidatura integrada por empresas y organismos de investigación valencianos interesados en dinamizar la I+D+i en el sector del agua. Impulsar la mejora en la gestión de los recursos hídricos y avanzar en la implantación de la economía circular son sus dos ejes.

Pilares del PERTE singular

Entre los proyectos tractores a incorporar a ese PERTE singular se encuentran la gestión sostenible de los bosques gallegos, el centro para el impulso de la economía circular (con el hub textil y el proyecto de digestión anaerobia), la generación de hidrógeno verde, nueva potencia renovable, el centro para la innovación y programación de la plataforma de trazabilidad y la valorización del CO2 de los bosques, entre otros.

Entre las líneas de acción transversales que apoyan el proyecto del PERTE singular gallego se encuentran la movilidad sostenible (cadenas logísticas), innovación (centros de I+D) y digitalización, a través de laboratorios digitales.