Sada reclama todos los muebles de Meirás anteriores a 1975… y los Franco renuncian a cinco

El Juzgado de primera instancia número uno de A Coruña acoge esta jornada la vista oral por el incidente de ejecución de sentencia de la propiedad del pazo de Meirás

Pazo de Meirás

Vista exterior del Pazo de Meirás

El Ayuntamiento coruñés de Sada, donde se enclava el pazo de Meirás, ha reclamado este jueves todos los bienes del inmueble excepto aquellos de la familia Franco acredite haber puesto allí con posterioridad a 1975. De momento, los herederos del dictador tan solo han renunciado a cinco bienes.

El Juzgado de primera instancia número uno de A Coruña acoge esta jornada la vista oral por el incidente de ejecución de sentencia de la propiedad del pazo de Meirás.

Antes de comenzar las declaraciones de testigos y peritos, los Franco han avanzado que renunciaban a cinco bienes, entre los que están la escultura de San José, unos escudos y un monolito.

Por su parte, en declaraciones a los periodistas, a las puertas de la antigua Audiencia Provincial de A Coruña, el alcalde de Sada, Benito Portela, ha trasladado que mantienen «muchas expectativas» sobre el resultado de la vista y se ha remitido al informe pericial «muy preciso» de su parte para reclamar la titularidad pública de los bienes.

«Todos los bienes muebles del pazo, a excepción de los que acrediten que fueron puestos con posterioridad a 1975», ha sentenciado sobre la postura de Sada en esta vista.

Informe pericial

Lo ha hecho antes de que, ya en ella, el juez no admitiese el citado informe pericial –que analiza bienes entre 1938 y 1975– por presentación «extemporánea» y por entender que no se incorporan «nuevos hechos». Por el contrario el letrado del consistorio de Sada lo ha calificado de «pertinente», planteamiento que ha defendido el Estado.

Inicialmente fijada para octubre del año pasado, esta vista ya se pospuso para celebrarla en noviembre y, con posterioridad, en enero. Sin embargo, se aplazó, en esta última ocasión a solicitud de la Administración General del Estado y de la Xunta, quienes pidieron la suspensión porque el informe pericial elaborado por la familia Franco tuvo entrada a principios de ese mes.

El Estado reclama 133 bienes

De los bienes existentes, el Estado ha reclamado 133 y hasta el momento eran 55 los que estaban en discusión con la familia Franco, que ya ha avanzado su renuncia a cinco.

En la vista, están personados los Franco, además del Estado, la Xunta, la Diputación coruñesa y los ayuntamientos de A Coruña y Sada, que reclama la titularidad pública de todos los bienes desde la época de Emilia Pardo Bazán hasta la muerte de Franco y que fueron incorporados durante la dictadura por el Estado.