Acuerdo para cerrar el interior de los bares en zonas de alto riesgo

La Comisión de Salud Pública, con el acuerdo de Gobierno y comunidades, aprueba cerrar el interior de la restauración cuando las comunidades tengan una incidencia superior a los 150 casos

Hostelería en Galicia

Una trabajadora junto al local en el que trabaja cerrado por coronavirus en el barrio de A Milagrosa en Lugo. EFE/ Eliseo Trigo

Novedades para el sector de la hostelería. La Comisión de Salud Pública, en la que se encuentran representadas las comunidades y el Ministerio de Salud ha acordado una actualización del documento Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19, el conocido como semáforo del coronavirus, que plantea la recomendación de cerrar el servicio en la restauración cuando las comunidades se encuentren en nivel de alerta alto o muy alto, es decir, con una incidencia superior a 150 casos por cada 100.000 habitantes y otros indicadores elevados como la ocupación hospitalaria. De esta forma, el interior de bares y restaurantes tendría que cerrar cuando se sobrepasasen estas tasas.

De momento, la comunidad de Galicia, en su conjunto, está lejos de esta situación (no ocurre lo mismo a nivel municipal). La tasa de incidencia en el conjunto de Galicia se sitúa por debajo de 100 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, según los últimos datos publicados en el Diario Oficial de Galicia (DOG). En los ayuntamientos de más de 10.000 habitantes, ninguno tenía a fecha de martes una incidencia superior a 250 casos por cada 100.000 habitantes.

Solo un ayuntamiento sin movilidad

Concretamente, los datos aportados por el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, el pasado miércoles apuntan que la incidencia acumulada de Galicia a 14 días era de 73,27 (frente a los 129,25 de la media estatal) y de 33,86 a siete días (frente a los 62,33 de la media estatal).

Cabe destacar que en Galicia están cerrados los interiores de los establecimientos hosteleros en los ayuntamientos en los que hay una incidencia superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes –actualmente dos –Maside y Beade– y desde lunes solo Beade–. Estos dos ayuntamientos están, asimismo, cerrados perimetralmente, por lo que no se puede entrar ni salir de ellos salvo causa justificada.

No obstante, la Xunta ya contempla el cierre del interior de la hostelería en aquellas zonas que entran en grado de riesgo alto. A partir de la semana que viene Maside, Vilardevós, Cortegada, Abegondo, Ortigueira, O Saviñao, Baiona, Sanxenxo, Pazos de Borbén y Padrenda, afrontarán la Semana Santa con consumo en hostelería solo permitido en terrazas.