Así afecta la inflación al mercado inmobiliario: las ventajas de comprar un piso ahora

La coyuntura económica invita a la compra de un inmueble para protegerse contra la subida de precios, tanto para invertir como para vivienda habitual

Así será la vivienda en 2022: precios más altos y más compra por parte de los jóvenes. En la imagen, la vista de una inmobiliaria de Madrid. EFE/ Fernando Alvarado

La inflación ya asciende en España al 5,5%, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística de octubre y la incertidumbre sobre el ahorro está cada vez repuntando más.

También, en lo que respecta al mercado inmobiliario. Durante los meses de pandemia existieron dudas sobre si resultaba interesante adquirir un piso ante la caída de precios. Ahora, con esas presiones inflacionarias que afectan a las finanzas personales, a la planificación financiera, y a la vivienda, emerge el planteamiento de cómo afectará esta situación al sector de ladrillo y si es buen momento de comprar un piso.

Según el equipo de análisis de Bankinter, el inmobiliario residencial seguirá al alza en los próximos años. “El mercado de la vivienda sorprende positivamente, y los precios seguirán subiendo, al menos al ritmo de la inflación”, dice claramente el último informe sectorial de la entidad, firmado por el analista Juan Moreno.

En concreto, el banco anticipa un alza del 4% este año, en línea con el dato anterior del IPC publicado en el mes de septiembre; seguida de incrementos de los precios del 2% y del 1% en 2022 y 2023.

Esto se traduce en que aquel que quiera ahorrar invirtiendo en inmuebles puede tener una buena oportunidad todavía.

Cada vez son más los españoles que lo ven posible. La inversión inmobiliaria produce grandes beneficios en nuestros ahorros a través de los bienes inmuebles. Esta inversión te permite ahorrar, mejorar tus ingresos, al mismo tiempo que proteges tu dinero.

Tal y como se observa en una encuesta realizada por el equipo de Alfio Bardolla, de Training Group, 6 de cada 10 españoles considera la inversión inmobiliaria la mejor forma de ahorrar e invertir para un futuro. Sin embargo, únicamente el 17% se ve actualmente con posibilidades.

La rentabilidad de la vivienda se puede calcular gracias a los datos que arroja de forma trimestral el Banco de España, teniendo en cuenta la variación del precio de los inmuebles y la rentabilidad del alquiler.

Este organismo publicó el pasado 14 de octubre los datos sobre la rentabilidad de la vivienda frente al alquiler: 7% de rentabilidad de la vivienda y 3,7% en rentabilidad bruta por alquiler.

La principal ventaja de la compra de vivienda destinada al alquiler reside en el aumento del flujo de caja. El flujo de caja alude al capital que sobra cuando se han realizado todos los pagos de los diferentes gastos. Al contar con un ingreso fijo y constante como es el alquiler, de este ingreso saldrían todos los gastos, lo que permitiría, por ejemplo, ahorrar el capital que proviene de los sueldos.

¿Se ahorra a corto, medio o largo plazo con la inversión inmobiliaria?

Vivir de las rentas de propiedades inmobiliarias es una posibilidad si se invierte de forma inteligente y se cuenta con el conocimiento pertinente, de ahí la importancia de un asesoramiento profesional.

Si la compra de la vivienda se dirige al alquiler, se genera de esta forma un ingreso mensual constante que permitirá no solo el pago de tu hipoteca, sino que tu dinero siga incrementando su rentabilidad.

Contar con unos ahorros “bajo el colchón”, implica no solo que no ganas ningún euro cada año nominalmente, sino que al 3,5% de inflación global tu dinero pierde un 3,5% de su valor cada año. En una proyección y suponiendo unos ahorros de 40.000 euros, tras un año de inactividad, el poder adquisitivo pasa a ser de 38.600 euros, el año 10 apenas llega a los 28.000 euros, y en el año 20, no alcanza los 20.000 euros.

Anuncios de pisos y casas en venta y alquiler en el escaparate de una inmobiliaria, en Madrid. EFE

Por el contrario, si esos mismos 40.000 euros se invierten, en una casa de 120.000 euros, por ejemplo, con hipoteca de 100.000 euros al 2% TIN y se alquila por 600 euros mensuales, se obtendría una rentabilidad superior a la inflación, lo que elevaría la plusvalía.

Con esta inversión, anualmente se ingresarían 7.200 euros de alquiler, obteniendo una ganancia de más de 1.400 euros anuales respecto al capital amortizado por la hipoteca y un rendimiento anualizado del 3,52%.

Además, un aspecto a tener en cuenta es el tiempo que se tardaría en recuperar la inversión realizada. El retorno de la inversión se produce, según cada caso, en un periodo de medio-largo plazo. Por ejemplo, en una vivienda de 100.000 euros con un alquiler mensual de 600€, el tiempo sería de algo más de 16,7 años, con la fórmula del PER (precio vivienda / alquiler anual).

¿Y comprar un piso como residencia habitual?

Comprar un piso como residencia habitual es diferente con este despegue de la inflación, aunque si los precios se mueven más al alza, cuanto antes se busque entrar a comprar un piso, menor será el impacto.

Tomando como referencia ese incremento del inmobiliario residencial del 2% y el 1% en los próximos años, quiere decir que si esperas tiempo verás encarecidos los precios de los inmuebles que tienes en mente. La anticipación siempre es clave para evitar la pérdida de poder de compra por el impacto de la inflación.

Los expertos recomiendan que, ante esa hoja de ruta y con la futura subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo, se aproveche cuanto antes para evitar que accedas a una vivienda más cara que lo que marcan los precios en el momento actual.

Noticia original: Business Insider

Autor: Héctor Chamizo