En la imagen, la sede de Planeta, vendida a Blackstone Foto: EFE/Archivo

Blackstone concentra en España el 20% de sus activos inmobiliarios

stop

La firma de inversión se hace con casi 21.000 millones de euros de activos inmobiliarios en tan solo cinco años

Barcelona, 22 de septiembre de 2018 (11:03 CET)

En 15 años invirtiendo en España, el grupo Blackstone acumula una inversión total de unos 23.000 millones de euros. De los 120.000 millones de dólares (unos 102.000 millones de euros) que representa el sector inmobiliario en sus activos a nivel mundial, el ladrillo español captura más del 20%, con la adquisición de casi 21.000 millones de euros en tan solo cinco años.

Si bien es cierto que la firma de inversión entró al mercado español en 2003 con algunas operaciones de capital riesgo, como la compra de la conservera murciana Miguel Vivancos (Mivisa), no fue sino hasta 2013 cuando se enfocó en el mercado inmobiliario. La llegada de Claudio Boada como "senior adviser" (ahora responsable de España y Portugal) impulsó este nuevo enfoque.

Ahora, las inversiones totales de Blackstone en España suman unos 23.000 millones de euros, contando todas sus líneas de negocio, entre las que evidentemente el inmobiliario cobra protagonismo. La cifra tiene en cuenta el acuerdo de esta semana para adquirir la mitad de la cotizada Testa Residencial por 948 millones de euros para hacerse con sus más de 10.600 viviendas de alquiler.

La adicción inmobiliaria de Blackstone en España

El 27 de junio, Boada explicó en el Congreso de los Diputados que las inversiones del grupo llegaron a 22.000 millones incluyendo la opa que había lanzado por Hispania por más de 1.900 millones. El mes siguiente el grupo se hizo con los activos logísticos de la socimi Lar España, por 120 millones, y compró la sede del grupo Planeta por 210 millones.

Según Boada, los activos de Blackstone a nivel global suman 450.000 millones de dólares, lo que convierte a la empresa en "la mayor firma de inversión del mundo". Pero el sector inmobiliario que lidera su cartera española es, a nivel mundial, tan solo uno de sus cuatro negocios principales, representando unos 120.000 millones de dólares de ese total, según Efe.

Blackstone también tiene negocios de capital riesgo, fondos de crédito y deuda, y fondos de inversión alternativa. No obstante, en España desde hace un lustro su ambición se ha limitado a las inversiones inmobiliarias, entre las que resalta la compra de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de (EMVS) de Madrid por 128,5 millones de euros, lo que le dio las llaves de 5.315 inmuebles en la capital.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad