El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, durante un viaje oficial a Colombia, el 18 de octubre de 2019. Foto: EFE/CDA

Borrell pasa del ninguneo al ataque contra Puigdemont y Quim Torra

stop

Tras varias semanas de silencio, Borrell exige a Torra que "deje de abonar el nacionalpopulismo" y "resuelva problemas"

Alessandro Solís

Economía Digital

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, durante un viaje oficial a Colombia, el 18 de octubre de 2019. Foto: EFE/CDA

Barcelona, 23 de octubre de 2019 (19:08 CET)

El combate entre el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, y el independentismo catalán es de nunca acabar. Este miércoles ha sido el propio Borrell quien ha lanzado una ofensiva contra líderes separatistas como Quim TorraCarles Puigdemont después de varias semanas aplicando la ley del silencio a los políticos soberanistas entregados a la tarea de atacarle desde todas sus trincheras.

El ministro –que en las próximas semanas dejará el ministerio de Exteriores para convertirse en el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior– no ha conseguido resistirse a criticar a Torra este miércoles. ¿La razón? Un vídeo que, según Borrell, "muestra la vacuidad e irresponsabilidad del independentismo", en el que se observa cómo Torra esquiva la interpelación de un periodista sobre su papel en la crisis que atraviesa la causa soberanista.

El periodista ha preguntado al president de la Generalitat si no era excesivo echar culpas exclusivamente al Gobierno de Pedro Sánchez sobre el momento que atraviesa Cataluña y si se sentía responsable por generar frustración en una juventud que daba por conseguida la independencia de Cataluña. También le ha preguntado si es posible que se provoque un conflicto civil y le ha criticado por tardar dos días en condenar la violencia de los disturbios por la sentencia del procés.

En el vídeo se manifiesta la incomodidad de Torra ante la intervención de un periodista en la rueda de prensa del martes. Y es que el periodista incluso desliza que tenía la sensación de que el Govern buscaba aprovechar los altercados para lograr la independencia. El president respondió que aquello no era una pregunta y dio la palabra a otro periodista sin conceder ninguna réplica.

Ante esta escena, Borrell concluyó que Torra, "impotente ante la realidad a la que se le enfrenta, es incapaz de responder". Y le pidió que "deje de abonar el nacionalpopulismo, respete las leyes y dedíquese a resolver los problemas de los catalanes". En otros tuits, recordó aquella portada en la que la revista Charlie Hebdo se burló del independentismo catalán, hace dos años y que, a su entender, "no ha perdido vigencia". "El independentismo no se ha movido ni un milímetro y Cataluña continúa atascada", sentenció.

Borrell rompe el silencio sobre Torra

Los tuits que firmó Borrell marcan un distanciamiento de su ninguneo a Torra, Puigdemont y el independentismo catalán, una estrategia que desplegó durante las semanas previas a asumir su cargo en la UE, donde liderará el equipo diplomático. De hecho, hace dos semanas el ministro se sometió a un examen ante la Eurocámara y evitó a toda costa dar explicaciones sobre el conflicto catalán, fiel a su argumento de que su cargo en la Comisión Europea versará sobre asuntos de mayor importancia.

En respuesta a un eurodiputado del PP durante la audiencia en el Parlamento Europeo, Borrell dijo: "Como usted sabe, yo he sido muy abierto con respecto a (la cuestión catalana). No cabe duda de que me he pronunciado con toda la firmeza que cabe. Pero también debo decirle que como Alto Representante de la Política Exterior Europea, mi tarea no será pronunciarme sobre los problemas internos de cada uno de los países. (...) No voy a decir nada sobre el problema interno de un país, aunque sea el mío".

Borrell sobrevivió al "hearing" sin contrarrestar el argumentario de la propaganda independentista pero sí cargando contra "las identidades" y "las fronteras", y subrayando que "no es incompatible" sentirse "catalán, español y europeo", como él. 

Antes del examen de la UE, la última vez que Borrell criticó a Torra fue en septiembre, cuando dijo que su Govern se ha "especializado" en lanzar "continuas críticas difamatorias" en el marco de una campaña de "desinformación" para desacreditar al Gobierno de Sánchez.

Desde el independentismo no se puede decir que ha habido silencio sobre Borrell. El Govern de Torra ha denunciado un informe de España Global, un organismo dependiente del ministerio de Borrell, acusándole de "desacreditar y desprestigiar" a Cataluña. Torra también le ha desafiado anunciando nombramientos en las "embajadas catalanas" que el departamento de Borrell ha recurrido. Y Puigdemont ha admitido su frustración por el éxito del ministro catalán en la UE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad