El PP llega malherido al ecuador de la legislatura

stop

El partido del Gobierno pierde el 31% de los votos en dos años aunque se mantiene invicto ante el PSOE

MaAlfredo Pérez Rubalcaba felicita a Mariano Rajoy

17 de noviembre de 2013 (11:16 CET)

Si este domingo se celebrasen elecciones generales en España, el Partido Popular (PP) se impondría en las urnas con el 30,6% del apoyo ciudadano. Pero llegaría malherido a los comicios. En pleno ecuador de la legislatura, la formación política que dirige Mariano Rajoy ha perdido por el camino el 31% de los votos conseguidos en noviembre de 2011. Catorce puntos menos que hace dos años.

La crisis, el desgaste público, los casos de corrupción y los continuos recortes han pasado factura al partido del Gobierno. Pero Rajoy y su equipo se mantienen invictos ante el partido de la oposición. El PSOE obtendría el 27% de los votos, según un sondeo de El Mundo-Sigma Dos.

Recuperación de votos

Tanto PP como PSOE buscan reconducir su discurso y ganar el terreno perdido. El primero, ensalzando los incipientes signos de recuperación de la economía española.

Rajoy espera que sea una evidencia en 2015, año de elecciones si todo transcurre con normalidad. El líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha propuesto recuperar el mensaje más puro de su formación: la defensa a ultranza del Estado de Bienestar.

Partidos minoritarios

Los partidos minoritarios son los que recogen los frutos sembrados estos dos años en los que han gobernado los populares. UPyD, la formación política dirigida por Rosa Díez, e Izquierda Unida, liderada por Cayo Lara, hacen tambalear el bipartidismo.

En su poder tienen la llave para constituir una mayoría en las próximas legislaturas. Ambas formaciones aglutinarían el 10,1% y el 13,4%, respectivamente, en intención de votos.

ERC y CiU


En clave catalana, Esquerra Republicana duplicaría sus perspectivas en las urnas a costa de los votos perdidos del partido de Artur Mas, Convergència i Unió. Incluso el líder de ERC, Oriol Junqueras, supera al presidente del gobierno catalán en valoración política, con un 2,51 y un 2,27, respectivamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad