El 25% de los médicos ha tenido que coger alguna baja por la Covid-19, según un estudio

Crecen los malos hábitos entre los médicos, bajan los hábitos saludables y hasta el 25 % asiste o se plantea recurrir a un servicio de salud mental por el desgaste provocado por la pandemia

Profesionales del personal sanitario de las UCI del Hospital Universitario de Bellvitge para pacientes covid. EFE/ Enric Fontcuberta/Archiv

Son tiempos difíciles para el sector sanitario en España. A causa de la pandemia, se ha multiplicado el trabajo, las condiciones de trabajo han empeorado y el constante contacto con la muerte y el drama de las víctimas directas o indirectas de la Covid-19, ha hecho mella en médicos, enfermeros y personal sanitario y auxiliar de los hospitales en general.

De hecho, el 25% de los médicos españoles han tenido que pedir la baja desde el inicio de la pandemia, de la misma manera que uno de cada cuatro médicos han tenido que recurrir o se plantean recurrir a servicios de salud mental, como la terapia con psicólogos, para poder hacer frente a los estragos emocionales y laborales que ha causado la llegada a España de la enfermedad.

Así consta en el informe Repercusiones de la COVID sobre la salud y el ejercicio de la profesión de los médicos de España’, que ha sido confeccionado por la Organización Médica Colegial (OMC), la Fundación Galatea y Mutual Médica, un estudio en el que han participado más de 4.500 médicos españoles, con una edad de 49,2 años de media.

Según se extrae de este estudio, el 91% de los médicos estaba en puestos de atención directa a pacientes. Entre los médicos que han participado, el 65 % trabajaba en la sanidad pública, el 52 % trabaja en Atención Hospitalaria y el 30% en Atención Primaria.

“El año pasado fue horrible, la humanidad estuvo al borde del abismo y parece mentira que a día de hoy los médicos tengamos un liderazgo tan pobre. Los médicos no hemos sabido explicar en qué consiste nuestra profesión y cómo nos sentimos día a día cuando vivimos situaciones trágicas, acrecentadas durante la pandemia”, ha ponderado el presidente de la OMC, Tomás Cobo.

Entre el 25% de los médicos que han necesitado la baja por padecer la enfermedad o por mostrar sintomatología, el 2% ha sido hospitalizado y el 8% ha vivido la muerte de algún compañero de trabajo por la Covid-19.

Por otra parte, más del 60% presentan indicadores de fatiga, estrés o dolor, mientras que un número similar ha presenta el síndrome del ‘burnout’. Esto explicaría que también se haya multiplicado el número de médicos que se ha planteado pedir la jubilación anticipada, el 20% aproximadamente, y más del 30% se ha planteado abandonar la profesión.

La actividad física baja, el consumo de alcohol y fármacos sube

Según el estudio, los médicos habrían visto sus hábitos diarios modificados en gran medida, siempre para peor. En este sentido, el número de médicos que practican actividad física de forma asidua ha disminuido, del 50% al 28%, mientras que el consumo de grandes cantidades de alcohol ha aumentado del 4 al 7% de los encuestados.

También ha aumentado el consumo de fármacos entre médicos, despuntando los tranquilizantes e hipnóticos, que han subido del 18,6% al 29,4 %.

El número de médicos que ha afirmado dormir 6 horas de media o menos ha subido de un 14 a un 27% desde la llegada de la Covid-19 a España y el 23% de estos profesionales sanitarios considera que su estado de salud es regular o mala, frente al 6’9% que se encontraba en esta situación antes de la pandemia.

Muchos de los profesionales encuestados reclaman una mejor asistencia y formación para el correcto desarrollo de sus profesiones. Más concretamente, un 88% creen que deberían recibir formación para mejorar las competencias emocionales, un 50 % opina que se debería también trabajar en el ejercicio saludable y un 49% que se debería profundizar en la gestión de conflictos.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.