El consejo de informativos de TVE señala a Jesús Cintora y Mónica López por “minar la credibilidad” del ente

La "espectacularización de la información" de 'Las cosas claras' y la "deficiente supervisión" de 'La hora de La 1' preocupan al consejo de informativos de TVE

Jesús Cintora (i), conductor de 'Las cosas claras'; y Mónica López (d), presentadora de 'La hora de La 1', protagonistas de la franja matinal externalizada de La 1 de TVE | RTVE/Archivo

Jesús Cintora (i), conductor de ‘Las cosas claras’; y Mónica López (d), presentadora de ‘La hora de La 1’, protagonistas de la franja matinal externalizada de La 1 de TVE | RTVE/Archivo

Han pasado tantas cosas en la franja matinal de La 1 de TVE últimamente que cuesta mantenerse al día. Desde el controvertido rótulo de La hora de La 1 con la leyenda ‘Leonor se va de España, como su abuelo’ hasta el acoso de Las cosas claras a Mariano Rajoy, pasando por las sospechosas malas traducciones y los pésimos datos de audiencia de estos programas, la mañana de la televisión pública ha dado mucho que hablar.

Estos dos espacios que Radio Televisión Española (RTVE) coproduce de la mano de empresas externas y que son apuestas del director de información y actualidad, Enric Hernández, han centrado el grueso de la tensión durante la más reciente reunión del consejo de informativos de TVE, la primera desde que se nombró al nuevo consejo de administración de la corporación que cesó a Rosa María Mateo como administradora única y nombró presidente a José Manuel Pérez Tornero.

Economía Digital ha tenido acceso al acta del encuentro del pasado 25 de marzo, que pone de manifiesto la preocupación del consejo de informativos de TVE en torno a La hora de La 1, espacio conducido por Mónica López, y Las cosas claras, programa presentado por Jesús Cintora. El consejo percibe que el auge de problemas con respecto a estas producciones semiexternalizadas pone en jaque la “credibilidad” de la corporación y de toda su plantilla fija.

Estos programas se producen en su gran mayoría por trabajadores ajenos a la corporación contratados por Lacoproductora, en el caso Las cosas claras, o Tesseo, en el caso de La hora de La 1. Por ejemplo, el rótulo polémico sobre los estudios de Leonor fue redactado por un trabajador de Tesseo, a quien Mateo pidió relevar tras estallar el escándalo. Pero fuentes de la casa dijeron a este periódico entonces que los responsables son los supervisores que no hacen su trabajo.

En esto y más incidió el consejo de informativos de TVE en su más reciente encuentro. Este medio intentó recabar la respuesta de la dirección de RTVE a estas acusaciones pero no obtuvo respuesta antes del cierre de esta noticia.

La “información espectacularizada” de Cintora

El consejo de informativos ha dejado en actas su malestar por “la creciente espectacularización de la información” en Las cosas claras y se ha ratificado en que, contrario a lo que ha dicho Mateo, este es un “programa indudablemente informativo”. La dirección ha sostenido hasta ahora que el espacio conducido por Cintora es “infoentretenimiento” y que, como tal, no está sujeto a las obligaciones establecidas para los programas informativos en el mandato marco de RTVE.

Asimismo, el consejo defiende que Las cosas claras está externalizado “irregularmente” pues se trata de un “espacio informativo” que es realizado por trabajadores externos a la corporación. Encima, sus “prácticas profesionales” están “cada vez más alejadas de lo que debe ser la televisión pública”, lo que afecta “negativamente” la percepción que se tiene de “los demás trabajadores de plantilla de RTVE, que pagan con su credibilidad las conductas profesionales inadecuadas“.

Entre las prácticas “inadecuadas” de Cintora que reprocha el consejo de informativos de TVE está la persecución a Rajoy el pasado 23 de marzo, un día antes de su declaración como testigo en el juicio por la ‘caja B’ del PP. Una periodista externa a RTVE acosó al expresidente del Gobierno, que no quiso contestarle, mientras éste paseaba por la calle. El segmento fue criticado por destacados periodistas de la televisión pública y llevó al PP a pedir la dimisión de Enric Hernández.

La mayoría de los profesionales de RTVE no estamos de acuerdo con este tipo de planteamiento ni nos sentimos representados con esa manera de trabajar“, afirma el consejo de informativos, que observa un incumplimiento con lo previsto en el libro de estilo de la televisión pública y critica que la periodista se convirtiese en “protagonista de la escena, quedando su actuación profesional en una dudosa frontera entre lo legítimo de preguntar y lo ilegítimo de acosar“.

“No nos parece una aproximación adecuada”, añade el acta de la reunión, en la que se recuerda que no puede tratarse como “exclusiva” una “no noticia” en la que no se logró ninguna declaración de Rajoy, señalando que lo “habitual” es “no emitir nada cuando nada se ha recabado, tal y como era este caso”.

“Cadena de errores” en ‘La hora de La 1’

No es menos crítico el consejo de informativos de TVE cuando toca valorar algunas de las polémicas más recientes de La hora de La 1. En menor medida que el espacio de Cintora, el programa de López también ha sido muy criticado en los últimos meses por sus entrevistas, el tono de algunas de sus informaciones y, por supuesto, sus controvertidos rótulos e imágenes de archivo, como cuando usó la imagen de la princesa Leonor para informar sobre las infantas Cristina y Elena.

El consejo de informativos “ha venido observando, con preocupación creciente, los errores de gravedad que se han cometido en las últimas semanas en el programa La hora de La 1“, reza el documento. Entre los “errores” menciona el relativo a las hermanas del Rey emérito Juan Carlos I o la mala transcripción de una conversación captada entre Begoña Villacís y Pablo Casado tras la convocatoria anticipada de elecciones en la Comunidad de Madrid.

“Si bien el programa ha emitido varias disculpas, el consejo de informativos considera que son errores evitables si la imprescindible supervisión continua de los contenidos se realiza correctamente“, valora el órgano que representa a los periodistas de TVE. “Lamentamos y constatamos que las situaciones descritas están minando la credibilidad informativa de RTVE“, añade, emplazando a los responsables a adoptar medidas “para evitar desempeños profesionales deficientes”.

El consejo de informativos también da cuenta de su investigación interna sobre el rótulo polémico que menciona a la princesa Leonor. “Contamos con la información y evidencias suficientes para concluir que se produjo una flagrante falta de supervisión por parte de los responsables del programa”, pues el rótulo, “tal y como estaba redactado, nunca debió haberse llegado a emitir” o, en su defecto, “debió retirarse con mayor prontitud”.

“Observamos, por tanto, una cadena de errores que, todos ellos, tienen como causa una insuficiente y deficiente cadena de supervisión/edición, tanto previa como durante la emisión del programa”, concluye el consejo de informativos sobre La hora de La 1, el primer programa apadrinado por Hernández que se coló en la mañana de TVE como parte de su revolución de esa franja de programación, que llegó a su punto cumbre en noviembre con el debut de Las cosas claras.