La posibilidad de sufrir una reacción alérgica grave por la vacuna de Moderna es menor de un 0,1%

Un informe elaborado en los Estados Unidos muestra que solo una persona de cada 400.000 que reciben la dosis de Moderna sufre anafilaxia

Personal sanitario prepara la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTec. EFE/Quique Garcia/Archivo

Personal sanitario prepara la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTec. EFE/Quique Garcia/Archivo

Las vacunas de Pfizer y Moderna han provocado, en contadas ocasiones, reacciones alérgicas graves. Tan solo un día después de que el Reino Unido comenzara la vacunación masiva contra el coronavirus , el rechazo por parte del organismo de dos sanitarios despertaron las alarmas. Pero, aunque desde entonces ha surgido algún que otro caso, solo ha ocurrido en personas con un historial realmente grave.

De hecho, las posibilidades de sufrir una reacción alérgica grave por la vacuna de Moderna son menores de un 0,1%. Para ser más exacto, la probabilidad es del 0,0025%. Así se desprende de un informe publicado este viernes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, que concluye que únicamente una persona de cada 400.000 había sufrido algún tipo de hipersensibilidad.

Según el estudio, entre los cuatro millones de pacientes que había recibido la primera dosis de la inyección de Moderna, se han producido diez casos de anafilaxia. Este antídoto fue aprobado por el regulador estadounidense tan solo una semana más tarde que la de Pfizer y, en aquel momento, uno de los miembros del Comité Asesor de Vacunas mostró su preocupación por si no era segura tras los episodios vividos con la de su competidora.

Un enfermero administra la vacuna Pfizer a una sanitaria en las instalaciones de REFENA de Pamplona / EFE

Un mes más tarde, y tras muchas investigaciones, los expertos han concluido que este tipo de reacción ante las vacunas son muy poco comunes.

“El monitoreo temprano de las vacunas Moderna y Pfizer indica que la anafilaxia después de la vacunación es un evento raro y, aunque se trata de una reacción grave, ocurre poco después de la vacunación (generalmente en minutos), se diagnostica fácilmente y se trata de tratamientos efectivos están disponibles”, aseguró la portavoz de los CDC, Kristen Nordlund, en declaraciones a Bloomberg.

“El monitoreo temprano de las vacunas Moderna y Pfizer indica que la anafilaxia después de la vacunación es un evento raro”

Kristen Nordlund, portavoz de los CDC

“Los pacientes que experimentan anafilaxia después de la vacunación se recuperan bien”, añadió esta experta. No obstante, los CDC, que insisten en que las vacunas covid son seguras, recomiendan que no se inoculen en personas que sean alérgicas a algún componente de la inyección.

La vacuna de Pfizer provoca más casos de anafilaxia que la de Moderna

Personal sanitario manipula un vial de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNtech que se ha demostrado eficaz contra le cepa británica. EFE
Personal sanitario manipula un vial de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNtech que se ha demostrado eficaz contra le cepa británica. EFE

Hasta el 19 de enero, los Estados Unidos registraron en total 15 casos de anafilaxia originados por la vacuna de Moderna y 45 de la de Pfizer. Es decir, 2,1 casos por cada millón de personas y 6,2, respectivamente. “Las tasas podrían cambiar a medida que más personas se vacunen y conforme vayamos teniendo más datos”, explicó Nordlund.

La anafilaxia no es una reacción que se produce únicamente por la vacuna anticovid. Un estudio de 2016 del Journal of Allergy and Clinical Immunology, una revista médica mensual revisada por pares, informó de que, tras más de 25 millones de inoculaciones contra la gripe, habían encontrado tan solo 33 casos confirmados. La tasa es de, aproximadamente, de 1,31 casos por millón.

“Las tasas podrían cambiar a medida que más personas se vacunen y conforme vayamos teniendo más datos”

Kristen Nordlund, portavoz de los CDC

Sí es cierto que el ritmo de la vacuna covid es mayor. De los tres millones de personas en el mundo que ya han recibido la dosis han sufrido la reacción diez, lo que parece ser el doble de casos. De todas formas, el porcentaje sigue siendo muy bajo.

A pesar de la diferencia entre las dos vacunas, Aleena Banerji, directora del programa de alergia a medicamentos en el Hospital General de Massachusetts y profesora asociada de la Facultad de Medicina de Harvard, aseguró a Bloomberg que no se podía pedir a las personas que eligieran con que remedio inmunizarse.

Cabe destacar que ninguno de los casos de anafilaxia ha terminado en muerte. Algunos sí que estuvieron en situación crítica: seis tuvieron que ser hospitalizados -cinco de ellos en la UCI- y otros cuatro fueron intubados. No tardaron en recuperarse y recibir el alta.

Y es que la anafilaxia se puede contrarrestar rápidamente con antihistamínicos e inyectores de adrenalina como Epi-Pen de Mylan NV, que ralentizan o detienen las reacciones inmunitarias, explicó Bloomberg. Además, estos tratamientos no anulan los efectos beneficiosos de las vacunas. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.