María Jesús Montero abre la puerta a liderar el PSOE andaluz

El efecto Illa sigue su curso. María Jesús Montero asegura que está "a disposición" de su partido para liderar a los socialistas en Andalucía, un movimiento que podría producirse tras el cónclave federal que se celebrará en octubre

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero (d), junto a la periodista Mercedes de Pablos (i), en la Fundación Cajasol en Sevilla durante la presentación hoy del libro "Al amparo del feminismo", de Amparo Rubiales (c) y Octavio Salazar 2i). EFE/Julio Muñoz

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero (d), junto a la periodista Mercedes de Pablos (i), en la Fundación Cajasol en Sevilla durante la presentación hoy del libro “Al amparo del feminismo”, de Amparo Rubiales (c) y Octavio Salazar 2i). EFE/Julio Muñoz

Primero fue Salvador Illa, después Pablo Iglesias y la siguiente podría ser María Jesús Montero. La ministra portavoz del Gobierno ha dejado la puerta abierta a seguir los pasos de sus compañeros ministros y abandonar el Ejecutivo nacional para liderar su partido en Andalucía de cara a octubre, que será cuando el PSOE celebre su 40 cónclave federal, un evento que servirá para encumbrar a Pedro Sánchez y en el que cabe la posibilidad de que se produzcan movimientos.

En esta cita será clave la elección de los delegados de cada una de las federaciones presentes en el Congreso. Y la responsable de Hacienda ha asegurado en declaraciones a los periodistas que está “a disposición” de su partido para liderar a los socialistas en su comunidad autónoma de origen, aunque se trata de una cuestión que quedará en manos de los militantes.

No obstante, ha recalcado que ahora no es momento. “No hay que distraerse en algo que no sean los problemas de los ciudadanos”, ha aseverado.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero (PSOE), atiende a los medios en la Fundación Cajasol en Sevilla antes de la presentación hoy del libro "Al amparo del feminismo", de Amparo Rubiales y Octavio Salazar, y donde la ministra ha asegurado que al PP "se le ve el plumero" y no mantiene una "lucha decidida" por el feminismo para conseguir el apoyo de Vox y "mantenerse en el poder". EFE/Julio Muñoz
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero (PSOE), atiende a los medios en la Fundación Cajasol en Sevilla. EFE/Julio Muñoz


 Montero también ha indicado, según ha recogido Efe, que no tiene información sobre si el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, la principal apuesta del sanchismo para sustituir a Susana Díaz en el liderazgo del socialismo andaluz, tiene previsto anunciar su candidatura tras la Semana Santa

Espadas, socialista de tono moderado, no convence del todo precisamente por su perfil templado, según explicaron a Economía Digital fuentes del sector crítico que quieren una verdadera opción que camine más hacia la izquierda . “Espadas representa ante el votante un candidato tan moderado y tan de centro como puede parecerlo Moreno Bonilla”, apuntaron .

“Ya tocará, cuando llegue el momento congresual, que cada militante, cada persona se plantee si quiere dar un paso adelante”

Aun así, Montero ha reiterado que tanto ella como Espadas están “concentrados” en resolver los problemas de los ciudadanos, cada uno en su cometido. “Ya tocará, cuando llegue el momento congresual, que cada militante, cada persona se plantee si quiere dar un paso adelante. Porque, en definitiva, serán los militantes quienes escojan quién liderará el PSOE andaluz en los próximos años”, ha zanjado,

Carmen Calvo, también entre las opciones para sustituir a Susana Díaz

Hasta ahora se han barajado varios nombres para sustituir a Susana Díaz al frente del socialismo en Andalucía. De momento, ya se ha descartado al jiennense Felipe Sicilia, diputado en el Congreso y hombre de la estrecha confianza de Adriana Lastra, la vicesecretaria general del PSOE.

Carmen Calvo./ EFE

Pero la quiniela continúa y algunas informaciones apuntan también a Carmen Calvo, según informó este diario. Pedro Sánchez habría planteado que la vicepresidenta primera del Gobierno fuera la más adecuada para esta tarea. Y es que de esta forma desaparecería también del Gobierno la figura que más polémica protagoniza con Unidas Podemos.

Sin embargo, el perfil que más convence en Ferraz es el de Montero. Aunque presenta un inconveniente: la ministra se ha visto salpicada por el caso de corrupción de Isofotón, junto al titular de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. Se trata de una fotovoltaica de Málaga que cerró tras recibir de forma irregular 80 millones de euros de fondos públicos de anteriores gobiernos andaluces y que ahora investiga el Juzgado de Instrucción 3 de Sevilla.

Ambos ministros fueron consejeros andaluces en 2012, cuando José Antonio Griñán presidía la Junta. Sus consejerías formaban parte de la comisión de Asuntos Económicos en la que se concedió un préstamo de 8,3 millones para Isofotón. La Fiscalía Anticorrupción investiga este caso.