Pedro Sánchez moldeará un PSOE a su medida en Valencia

Los socialistas esperan un aforo de 7.000 personas frente a las más de 20.000 que reunieron Pablo Casado en la Convención Nacional del PP y Vox en su 'Viva21'

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE/ Ana F. Barredo

El PSOE celebra este fin de semana su 40 Congreso Federal en Valencia por todo lo alto. Pedro Sánchez espera un paseo militar respecto a su liderazgo y, para ello, el partido ha preparado un gran mitin el domingo que tape la foto de Pablo Casado en la misma ciudad.

Sin embargo, ya calculan que el aforo permitido por los socialistas será de apenas 7.000 personas en la Feria de Valencia frente a los más de 20.000 que logró reunir el líder del PP en la Plaza de Toros de la ciudad del Turia y también el de Vox, Santiago Abascal, con su ‘Viva21’ en Madrid.

«No queremos contrarrestar a Casado, pero el nuestro será un acto muy potente», desvelan a Economía Digital desde la organización.

Los socialistas llevan meses preparando este acto y todo tiene que estar a punto este viernes para dar el pistoletazo de salida a lo que será una ‘nueva era’ para el Partido Socialista: el ‘Sanchismo’.

Y es que, al fin, el líder del PSOE romperá con su pasado y el 39 Congreso Federal de 2017, donde un recién estrenado secretario general había vencido a los barones que le echaron en un Comité Federal traumático, que nunca se olvida ni se menciona en las filas socialistas.

En el anterior cónclave, Sánchez no pudo celebrar nada más que comenzar a hacer tímidos cambios en un partido todavía dolido. Mucho ha llovido hasta ahora y con el Gobierno renovado, ahora solo falta llenar el partido de fieles.

Un partido a la medida de Sánchez

De hecho, la composición de la Ejecutiva será la sorpresa más esperada. Sánchez ya tiene preparada la ‘purga’ para reducir la dirección y llenarla de «caras jóvenes y de peso político», según cuentan en Ferraz.

Ya está confirmada la incorporación del presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que será secretario de área de Política Autonómica y dejará de dirigir el Consejo Político Federal, donde ocupará su lugar el alcalde de Sevilla y secretario general del PSOE en Andalucía, Juan Espadas.

Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura. / EFE
Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura. Foto: EFE

Mientras que los pesos pesados de la Ejecutiva seguirán siendo el secretario general, Pedro Sánchez, y la vicesecretaria general, Adriana Lastra. Asimismo, también continuará en este órgano el secretario de Organización, Santos Cerdán, que ha sustituido recientemente en el cargo tras la dimisión de José Luis Ábalos, quien acudirá al Congreso aunque no intervendrá.

El propio Ábalos confirmó recientemente, en una entrevista, que su relación con Sánchez sigue rota tras su abrupta salida del Gobierno todavía con conjeturas sobre el motivo que provocó su salida.

Durante las últimas semanas, Ábalos ha comenzado a llamar y a verse con algunos de sus compañeros, pero muchos otros aseguran que todavía no han recibido respuesta a sus mensajes de despedida. Este fin de semana también habrá oportunidad de ver estos reencuentros.

Enterrar la división

Sánchez se despedirá el domingo de la Ejecutiva que lo acompaña desde que ganó las primarias a Susana Díaz. En este nuevo grupo de fieles no habrá voces discrepantes pero, sin embargo, la idea que el líder socialista quiere transmitir es que se proyectará la «reconciliación interna» que ya se visibilizó con la remodelación del Gobierno, al incluir a ‘exsusanistas’ como Óscar López o Pilar Alegría.

Enterrar la división interna originada entre 2014 y 2017 es el nuevo objetivo de Sánchez a dos años vista de convocar las elecciones. Una fractura que siempre ha permanecido enquistada y antes visibilizada con la figura de los barones. Pero poco a poco las voces contrarias han ido desapareciendo hasta hacer a su medida el proyecto socialista.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión del último Comité Federal del partido. EFE/Chema Moya
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión del último Comité Federal del partido. EFE/Chema Moya

Par escenificar esta imagen de «unidad» que buscan en el partido, Sánchez se hará nada más llegar el viernes una fotografía junto a los ministros socialistas del Ejecutivo de coalición y los barones del PSOE.

Pero, más allá de este acto simbólico, todos los ministros de la cuota socialista tendrán una participación activa en el Congreso Federal con intervenciones en foros, a excepción de la de Defensa, Margarita Robles. También y como curiosidad, los presidentes autonómicos socialistas tendrán intervenciones en el cónclave menos el aragonés, Javier Lambán.

Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero

Este Congreso, celebrado bajo el lema ‘Avanzamos’, rendirá homenaje al que fuera secretario general del partido y vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, fallecido en 2019.

Sánchez también reivindicará «el pasado» del partido. Así han encuadrado los encuentros de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, además del ex secretario general del partido y exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia.

El expresidente del Gobierno, Felipe González, en una imagen de archivo. Foto: EFE

Zapatero, que intervendrá en dos ocasiones, defenderá la abolición de la prostitución, mientras que Almunia debatirá sobre Europa y de la intervención de González no han trascendido detalles.

Es especialmente significativa la asistencia de González, crítico con decisiones del Gobierno de Pedro Sánchez como los indultos a los líderes independentistas del «procés», y que no acudió al anterior Congreso tras apoyar a Susana Díaz en las primarias, aunque justificó su ausencia por un viaje a Colombia.

Pero ellos no serán los únicos invitados ya que, si la Convención del PP y la de Vox contaron con invitados internacionales, la del PSOE no iba a ser menos. Sánchez presentará a la alcaldesa de París y candidata a la Presidencia de Francia, Anne Hidalgo, que intervendrá en una charla sobre transición ecológica en el cónclave, donde habrá 1.083 delegados que son los miembros de pleno derecho, ya que tienen voz y voto en el plenario.

El ‘ruido’ o las posibles sorpresas podrían llegar de la mano de la exvicepresidenta Carmen Calvo, que participará en una charla sobre feminismo, uno de los ámbitos donde habrá más debate, ya que entre las 10.485 enmiendas presentadas a la ponencia marco varias militantes feministas han pedido sustituir el término ‘género’ por ‘sexo’ y ‘trans’ por ‘transexual’, y referirse a las personas LGTBI+ o LGTBIQ como personas LGTBI.

Es decir, las feministas próximas a Calvo vuelven a enarbolar su bandera en contra de la teoría ‘Queer’ que exhibe la ministra de Igualdad, Irene Montero, y Unidas Podemos y buscará enmendar la ponencia principal que, según afirman, el partido da por buenos esos postulados.

El traslado de algunos organismos a distintas ciudades del país, el modelo de Estado, la investigación del Rey emérito, una semana laboral de cuatro días y las ‘puertas giratorias’ son otros de los temas a debate en el 40 Congreso del PSOE, que finalizará el domingo con un mitin de Pedro Sánchez para exhibir músculo de cara a las próximas elecciones.

Los partidos se ponen en modo preelectoral, pese a que todavía queden dos años para convocarse oficialmente los comicios, si no hay adelanto electoral.