Sánchez enmienda a Iglesias: condena los actos radicales y asegura que España es “una democracia plena”

"En una democracia plena, y la española es una democracia plena, resulta inadmisible el uso de cualquier tipo de violencia", ha asegurado Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Moncloa./ EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Moncloa./ EFE

Tras tres noches de altercados en Madrid y Barcelona por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha pronunciado por primera vez públicamente y lo ha hecho incrementando todavía más la brecha existe con Unidas Podemos.

“En una democracia plena, y la española es una democracia plena, resulta inadmisible el uso de cualquier tipo de violencia y no hay excepción a esta regla, no hay causa, ni lugar ni situación que pueda justificar el uso de la violencia”, ha sentenciado el jefe del Ejecutivo en el acto de presentación, en Mérida, del plan de recuperación para la economía española. 

De esta forma, ha rebatido las declaraciones de Pablo Iglesias, quien aseguró que el país no gozaba de una normalidad democrática y ha criticado que su socio de Gobierno alentara las manifestaciones violentas, como hizo el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. Sin embargo, en ningún momento se ha referido explícitamente a la actitud del partido ante esas movilizaciones.

Según ha defendido este viernes el líder del grupo de Unidas Podemos-En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, su formación apoya únicamente a los manifestantes, “como ha dicho Echenique”, ha recalcado. “Pero esto no significa que estemos de acuerdo con los disturbios que hace una minoría y que no representa a las personas que están indignadas”, ha aclarado.

Sánchez reconoce que España que la libertad de expresión es una tarea pendiente

El jefe del Ejecutivo ha iniciado su intervención, recogida por Efe, con una reflexión sobre la tarea pendiente que tiene España con la libertad de expresión. Para Sánchez existe un amplio consenso en la sociedad para amparar este derecho y, ante esta situación, ha recordado que el Gobierno ya ha anunciado que llevará a cabo una reforma.

El Ministerio de Justicia contempla llevar a cabo algunos cambios en el Código Penal relacionados con, entre otros, el delito de injurias a la Corona, contra los sentimientos religiosos, de injurias a las instituciones del Estado o de enaltecimiento del terrorismo. Pero el departamento que dirige el socialista Juan Carlos Campo no tiene prisa. Lo harán por su cuenta, sin contar con Unidas Podemos, y a su debido tiempo, tal y como adelantó Economía Digital.

Una barricada en llamas en la Calle Aragó en las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, a quien este jueves le fue confirmada otra condena a prisión por amenazar a un testigo, esta noche en Barcelona. EFE/Alejandro García

Sánchez ha insistido en la violencia que se ha visto en los últimos días en las calles no es una libertad”. “La violencia es un ataque a la democracia, y, en consecuencia, el Gobierno le hará frente y garantizará la seguridad”, ha aseverado.

“La violencia es un ataque a la democracia, y, en consecuencia, el Gobierno le hará frente y garantizará la seguridad”

Y ha añadido: “El Gobierno se conducirá de acuerdo con el interés de nuestra democracia, que pasa por mejorar la protección de la libertad de expresión y actuará con contundencia contra cualquier forma de violencia”.

Casado: “Si Sánchez no para los pies a Iglesias se hace corresponsable”

El presidente del PP, Pablo Casado, ha aprovechado la crisis en el Gobierno para reclamar a Sánchez el cese a los ministros que justifiquen la violencia. “Si no para los pies a su vicepresidente se está haciendo corresponsable de lo que suceda”, ha sentenciado el líder popular en un desayuno informativo online de Nueva Economía Fórum, antes de las declaraciones del jefe del Ejecutivo.

Pablo Casado, presidente del PP./ Efe
Pablo Casado, presidente del PP./ Efe

Y no solo se ha referido a los ministros, sino que también ha exigido la reprobación de “los portavoces políticos que están alentando esta kale borroka“, en alusión Echenique.

Además, el jefe de la oposición ha transmitido su respaldo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para hacer cumplir la ley y preservar la seguridad ciudadana.