Google se expone a sanciones en EEUU y la UE por la brecha de seguridad de Google+

EE UU y la UE consideran "intolerable" el silencio por la brecha de Google+

stop

Los reguladores de la privacidad a ambos lados del Atlántico amenazan con investigaciones y multas por el fallo de seguridad de Google+

11 de octubre de 2018 (17:18 CET)

Durante tres años, los datos de más de medio millón de usuarios de Google+ quedaron al descubierto. Cuando la tecnológica se percató del fallo, con prisa lo resolvió, pero no tuvo la cortesía de avisar a sus clientes con el mismo ímpetu. No fue sino hasta que The Wall Street Journal desveló el problema que Google admitió el descuido de su malograda red social, y anunció que el servicio cerrará definitivamente en el transcurso de los próximos diez meses.

Ni el fondo ni la forma gustan a los legisladores a ambos lados del Atlántico. Corre la era pos-Cambridge Analytica (la firma que abusó de la información confidencial de millones de cuentas de Facebook), y los políticos harán todo lo que tengan en su poder para regular a las tecnológicas, o cuando menos hacerlas pagar por sus errores con la esperanza de que se lo piensen mejor la próxima vez. Google ahora se enfrenta a un lío legal en EEUU y en algunos estados de la Unión Europea (UE).

El miércoles, durante una audiencia en el Congreso estadounidense, la presidenta del Comité Europeo de Protección de Datos, Andrea Jelinek, afirmó que Alemania e Irlanda ya estudian el caso para fijar responsabilidades legales y civiles, pero aclaró que como los hechos preceden al reglamento europeo de protección de datos (RGPD) lo más probable es que las demandas se presenten individualmente por estados y no desde la UE como bloque conjunto.

Por su parte, el senador estadounidense Richard Blumenthal dijo en la misma audiencia que exigirá una investigación de la brecha de seguridad de Google, e instó a sus pares y a sus homólogos europeos a seguir sus pasos. "Ya no podemos confiar en el aviso y la elección, en los estándares voluntarios o en la transparencia y el consentimiento. Tiene que haber privacidad por diseño", reclamó el senador, que también criticó el silencio "intolerable" de Google sobre del asunto.

Respuesta de la UE a la brecha de datos de Google

El comisionado alemán para la protección de datos anunció el miércoles que investiga los hechos pero que aún no recibe la información adicional que solicitó a Google, mientras que el regulador de la privacidad en Irlanda también informó de estar indagando en la situación. No obstante, la esperanza no es un activo precisamente notorio para la UE en este caso específico, porque las fechas no cuadran con el reglamento aprobado después del escándalo de Cambridge Analytica.

Google defiende que no hizo públicos los detalles de la filtración a 500.000 cuentas de Google+ porque no tenía evidencia de que los datos hayan sido utilizados con fines ilícitos o abusados de ninguna manera. Sin embargo, fuentes cercanas a la tecnológica admitieron a The Wall Street Journal que otras razones de peso que también mediaron en su silencio fueron la mala publicidad que generan estos casos y la exposición al escrutinio de los reguladores.

La medida inmediata que anunció la multinacional estadounidense tras conocerse la noticia fue anunciar el cierre definitivo de Google+, lo que no supone mayor problema para los usuarios ni para la empresa, pues el proyecto nunca despegó de la forma en la que Google esperaba que lo hiciera. Además, blindó su servicio de correo Gmail para evitar que las apps de terceros se utilicen para algo que no sea la gestión de los mensajes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad