Boluda culpa al independentismo catalán de Ribó de frenar la economía valenciana

El naviero advierte del riesgo de colapsar el Puerto, censura el freno a las renovables y pide reabrir el debate sobre la energía nuclear

Juan Roig, Vicente Boluda y Xicu Costa

Vicente Boluda culpa al independentismo catalán de Ribó de ser un problema para el crecimiento económico de Valencia. Se basa en la postura que tuvo Ribó con la Copa América, que rechazó por una cuestión de precio que sí aceptó Ada Colau en Barcelona, y, fundamentalmente, por la oposición del alcalde de Compromís al uso de la ampliación norte del Puerto de Valencia, cuya obra de abrigo ya está realizada. El naviero defiende utilizar la infraestructura ya creada de la ampliación, apostar por las renovables y valorar la energía nuclear.

El naviero carga contra los políticos de “partiditos” que utilizan la crispación como ‘modus operandi’ mientras incide en que el enfrentamiento basado en el ‘no’ es perjudicial. Este marco se concreta especialmente en el caso del alcalde de Valencia, al que Boluda liga con el independentismo catalán, recordando el origen de Manresa de Ribó.

“El Ayuntamiento de Valencia no ayuda mucho a que vengan inversiones importantes”, afirmó ayer Boluda en el Forum Europa, patrocinado por Caixabank. Recordó que “Volkswagen está en Sagunto, para que se sepa y es una cosa que hay que agradecer al alcalde de Sagunto (PSOE)”, dijo Boluda, a lo que apostilló: “Aquí (Valencia) no sé lo que podría haber pasado».

De hecho, Ribó ya cargó contra la gigafactoría de Volkswagen asegurando que antes se debía cuidar la agricultura. Boluda reflexionó sobre si «tenemos que tener energía renovables o no porque hay una contradicción. Me obligan a tener energía renovable peor no me dejan poner ventiladores o fotovoltaica. Entonces habrá que tirar de gas o de fuel y plantear porque se rechaza la nuclear». En este sentido, recordó que hay 30 países que usan la energía nuclear (partiendo de la cercana Francia), otros 30 que se van a sumar «a una energía limpia y considerada verde».

Ante un auditorio repleto a base de empreasarios y sin representación ni del gobierno autonómico ni municipal, la pregunta más recurrente de la jornada fue sobre su visión del independentismo catalán. “El pueblo catalán y los catalanes son hermanos nuestros y tenemos raíces comunes y hay diferencias importantes, para empezar por el himno”, dijo Boluda sin hacer falta que recordara que el himno valenciano empieza con “Per a ofrenar noves glóries a Espanya” (Para ofrecer nuevas glorias a España). 

Boluda incidió en que los independentistas catalanes “intentan forzar la maquinaria y que sigamos la misma estrategia que en Cataluña y estamos enfrentados como están allí y me parece muy mal”.

Cuestionado por la celebración de la Copa América, no dejó espacio a la interpretación cuando se le preguntó por qué no se había quedado en Valencia. «Hay que preguntárselo al alcalde porque su amiga, la alcaldesa de Barcelona, dijo que aquí no se podía hacer y algún partido catalán también dijo que aquí no se podía hacer«, apuntó. «A lo mejor estamos trabajando para otros», añadió. «Los orígenes nunca se olvidan«, ironizó sobre el manresano alcalde de Valencia. «Sigue preguntando (le dijo al presentador), que me calentaré y será peor», remató.

Como naviero, se centró en que la ampliación es una realidad y que ahora lo único que queda es rellenar la terminal. «El puerto puede ahogarse de éxito y se puede colapsar. Las líneas no pueden tener un barco esperando en el muelle y las líneas no se cambian de hoy para mañana. Pasan por una planificación de dos años y cuando hay una fuga se tarda mucho tiempo en volver», concluyó.

Ahora en portada