Bonig reitera que se presentará a la reelección y no teme a otros candidatos

La presidenta del PPCV pidió este viernes adelantar el Congreso para ganar al candidato encubierto de Casado, tal y como publicó ED.

isabel bonig en sede

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha reiterado que se presentará a la reelección en el Congreso autonómico del PP y ha defendido que «quien quiera» competir con ella «tiene todo el derecho del mundo, faltaría más». La valenciana ratifica lo publicado por Economía Digital y señala que «si hay alternativa, que la gente elija sin ningún problema», apuntó en rueda de prensa.

La lideresa planta cara así a la dirección nacional del partido que pretendía llegar a un acuerdo con Bonig para que no hubiera primarias en la comunidad y evitar así el mal trago sucedido en Andalucía. Pero las espadas siguen en alto en todos los territorios y, tal y como ha publicado ED este lunes, la presidenta del PPVC hizo saber este viernes al vicesecretario de Organización, Teodoro García Egea, su disposición a presentarse y su deseo de adelantar el Congreso, algo que solo está en manos de Génova.

Este anuncio viene precedido por la marcha de su único afin al frente de un cargo de peso en el PPVC, el presidente del PP de Castellón y diputado autonómico, Jesús Barrachina, que este miércoles anunció que en breve se convocará el congreso provincial del partido y rechaza presentarse a la reelección.

Barrachina, ‘Sorayista’ declarado, se excusa en su alta cargo de trabajo en las Cortes Valencianas para hacerse a un lado y dejar paso a los ‘Casadistas’. Fuentes del PPCV apuntan a que la alcaldesa de Vall d’Alba, Marta Barrachina, será la elegida de Génova para ser la próxima presidenta provincial. Esto supone toda una declaración de intenciones que apunta directamente a Bonig, quien se queda sin afines en las direcciones provinciales.

fotonoticia 20201128164031 1920
El presidente del PP, Pablo Casado, junto a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, y la portavoz del PP en València, María José Catalá. Foto: EP

«En eso consiste la democracia, dentro de los partidos y fuera. Si hay alternativa, que la gente elija sin ningún problema», dijo Bonign una rueda de prensa este lunes, que ha apuntado que no ha oído «absolutamente nada» de otras posibles candidaturas.

La presidenta ha remarcado que tiene «la confianza» de los militantes y simpatizantes del PP, pero que el Congreso «no es exclusivo de Isabel Bonig». «Al sustituto de Mariano Rajoy se le eligió por primarias, muy reñidas y con gente destacada del PP», ha argumentado.

Unas palabras que sirven de aviso para movilizar a su gente frente al posible candidato encubierto de Casado, Carlos Mazón. El presidente de la Diputación de Alicante sólo se presentaría si obtiene el aval de Génova y prefiere que el Congreso sea más tarde, ya que ello le obligaría a dejar su cargo orgánico y dificultaría la compatibilidad con su cargo institucional.

Mazón tendría que buscar equipo fuerte y realizar el trabajo de campo en toda la Comunidad Valenciana, que ya hizo Bonig cuando se presentó por primera vez. El calendario congresual siempre depende en última instancia de García Egea y en Génova no quieren desvelar si ya tienen la fecha fijada para el Congreso de Valencia.

Bonig ya ha dicho que volverá a presentarse para revalidar su cargo al frente del PPCV sea quien sea su oponente. Tal y como publicó Economía Digital, las espadas siguen en alto esperando y mirando de reojo a Cádiz, Huelva, Jaén y Almería, las provincias que faltan en la ‘guerra’ que mantienen Génova con el PP andaluz.