| Entrevista a Antonio Galvañ

«Hay que retener a los trabajadores de Ford y el sector para volver a arrancar en 2027»

El secretario autonómico de Empleo asegura: "Se ha salvado el tema de la cerámica. Ha habido una cierta destrucción de empleo, pero los datos apuntan a que hay recuperación ya"

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Antonio Galvañ, secretario autonómico de Empleo, y por tanto responsable de autorizar los ERE y ERTE en la Comunidad Valenciana, concede una entrevista a Economía Digital en el momento álgido de la negociaciones sobre el futuro de Ford Almussafes. Del anuncio de 1.622 despidos, de los que un millar se plantearon de manera «objetiva», es decir, con la indeminización mínima, se está negociando aplicar el mecanismo RED (que sólo puede autorizar el Consejo de Ministros) o sistema similar que evite despidos traumáticos. También desvela que la cerámica ha superado ya la crisis de empleo mientras incide en que el principal problema del mercado laboral ahora es que no se cubren las vacantes que tienen las empresas.

Empecemos con minuto y resultado de la negociación del ERE que se ha presentado por parte de Ford. ¿En qué momento estamos?

Se está negociando. Las perspectivas son otras de las que se planteaban en un inicio. Se han hecho anuncios que permiten que la negociación tenga un buen fin.

El ERE está dentro del periódico de consultas, por lo tanto, dentro del plazo la negociación normal. ¿Confía que en el plazo habitual de un mes se llege a ese acuerdo?

No me corresponde decir a mí. Sé que hay voluntad por las partes para llegar a un acuerdo. Lo que sí que necesitaban es apoyo de las administraciones para que Ford y el sector pudiera salir adelante. El gobierno ya ha confirmado que va a estar y nosotros también tuvimos el arranque del grupo de trabajo para poner soluciones en lo que nos toca.

Todo está enfocado hacía la solución del mecanismo RED.

En estos momentos no hay carga de producción pero en 2027 sí que habrá. La cuestión es cómo llegamos hasta allí. Hay que proteger a los trabajadores, no sólo de una empresa sino de un sector. Hay que retener a los trabajadores de Ford y el sector para volver a arrancar en 2027. Si hace falta recualificar a los trabajadores, hay que diseñarlo para que sea posible. Esto es de lo que estamos hablando. El mecanismo RED encaja perfectamente y, si no es el RED, será una cosa que será más o menos lo mismo. Lo que hace falta es hacer la transición a 2027 manteniendo todo lo posible y que llegemos en condiciones para la gran producción que va a llegar. El planteamiento es que incluso se pueda crecer. El RED está perfectamente pensado para esta situación porque es para ocasiones de reconversión industrial en la que te interesa retener y recualificar el empleo con un escenario temporal como el que que tenemos medido.

¿Ford os ha especificado qué vehículo van a fabricar en 2027?

Han dicho que van a hacer un vehículo con una plataforma global multienergía que admita tres fórmulas distintas, probablemente. Hay un dato positivo que es que piensan en un mercado global. No sólo regional, como hasta ahora habían hecho, sino producir a todos los mercados. El volumen que han anunciado son 300.000 vehículos y tendrán que ir avanzando en la definición del modelo pero el primer paso está claro.

Por parte del Gobierno valenciano, ¿qué se va a aportar a Ford?

Al sector. Nosotros lo vemos como un sector. Es un ecosistema en el que hay empresas de todo tipo. El parque de proveedores es absolutamente necesario para la competitividad de Ford. También hay empresas que ya no tienen una monodependencia de Ford. Lo que va a hacer falta es que los trabajadores que estén cualificados se mantengan, que tengan la formación los que necesiten recualificarse y donde veamos que sea posible, y eso lo dirán las empresas, que sea posible crecimiento o diversificación estaremos para que puedan asegurar nuevos mercados y nuevos clientes. Así tendremos un ecosistema más rico. Es una de las cosas que salió en la reunión. Tenemos que transformar esta coyuntura en un crecimiento con un ecosistema más potente.

¿Tiene ya claro el mapa de riesgos del sector?

No. Tenemos ya identificado un documento de avance con fuentes de información directas de la propia Ford y del Cluster de Automoción pero lo que propusimos es aprobar un sistema de validación de datos, coordinar las acciones para recoger la información y ser mucho más precisos en la información que ya tenemos en estos momentos. Es decir, el documento existe y lo que queremos ahora es con los equipos, con el grupo de trabajo y con los equipos técnicos del grupo de trabajo, ir a precisar la información de la que disponemos estos momentos. El plazo es muy exigente, lo decía el president Mazón. Hemos convocado para el día 3 de la semana que viene, validaremos los documentos de las propuestas de investigación del modelo de encuesta y el modelo de entrevista con los actores más relevantes del sector y iremos empresa por empresa concretando todas las cuestiones que consideramos que son necesarias para identificar cuál es la situación de cada una de las empresas: si tiene diversificación, cuántos clientes tiene, qué posibilidades tiene por el tipo de producto que está fabricando en estos momentos, si su escenario es estable o necesitan más diversificación. Esta es una cuestión que queremos dejar resuelta durante el mes de julio.

Y después hará falta presupuesto. Cuando se empiece a diseñar el presupuesto de 2025, ¿estarán claras ya las necesidades presupuestarias?

Por eso estamos reclamando el mecanismo RED ya que aporta los fondos necesarios para las exenciones que puedan pedir las empresas, la ayuda que necesita el trabajador para retenerlo en el sector y el coste de la formación. Nosotros tenemos recursos y, de hecho, ya estamos aplicando porque todo este trabajo que se está haciendo es porque se han comprometido recursos. Queremos ser ejecutivos y en el mes de julio saber si vamos a tener RED y qué recursos va a poder aplicar el gobierno central a ese plan de ayudas que ya han anunciado y nosotros estamos en fase de elaboración de presupuestos. Cuando tengamos de manera mucho más concreta los riesgos del sector, ya podremos entrar a definir qué acciones son necesarias y tener un estimación del coste.

En el sector hay muchas situaciones. Le pregunto por tres distintas. La primera sería la de empresas como Lear, que han cerrado porque no tienen producción. ¿Puede hacer algo la Generalitat ante este tipo de situaciones?

Sí. Ha habido salidas en el sector y ha habido recolocaciones. Si identificamos que hay que hacer recolocaciones trabajaremos en la cualificación necesaria para esa recolocación. Este es el caso más extremo. Vamos a trabajar para recuperar empleados para el sector o para otros sectores.

«El mecanismo RED es una forma de financiar porque si te eximen de costes, esa parte del presupuesto la puedes destinar a inversiones»

Me voy al otro extremo, el caso de empresas que se plantéen invertir para poder optar a adjudicaciones de piezas en 2027. ¿Qué tipo de apoyo se plantea para estos casos? ¿Apoyará aquí la conselleria de Empleo o la de Industria?

Probablemente, será las dos. La aplicación del mecanismo RED supone un disponibilidad financiera para la empresa porque va a tener un exención durante ese periodo. Esa exención la podrá aplicar a inversiones y el programa de inversiones que podamos tener para 2025 habrá que analizar qué necesidades puede habrer cuando identifiquemos para que en 2027 sea proveedora de Ford. El mecanismo RED es una forma de financiar porque si te eximen de costes, esa parte del presupuesto la puedes destinar a inversiones.

Ahora me voy a casos intermedios. El proceso de adjudicaciones de piezas no ha empezado y, por tanto, hay empresas que no saben si van a poder participar en proyectos o no y cómo puede ser su futuro. ¿Qué se puede hacer con estas empresas que tienen tanta incertidumbre?

Vayamos paso por paso. Ford está centrada en lo que está centrada y cuando acaben con ello irán a otros pasos. Ellos son los más interesados en llegar a 2027 y para eso tienen que definir el modelo. Eso empieza con las licitaciones. Ahora el principal interés es que podamos transicionar bien y para ello lo primero es resolver el problema que tiene Ford, nosotros correr para definir el mapa de riesgos y seguir exigiendo al gobierno que esto es una cuestión de estado que afecta a un sector muy importante en la Comunidad Valenciana pero también en todo el Estado. El presidente de AVIA comentó que una de las cuestiones fundamentales que necesitan es financiación. Lo primero es tener una transición justa. Esta palabra, justa, la comentaron los sindicatos y es una cuestión que me gusta mucho . Hay que transicionar de manera justa sin que sufran empresas y trabajadores.

Hablemos de otras partes de la cadena de valor de la automoción. ¿Qué postura tiene la secretaria de empleo sobre la situación de Thyseenkrup Galmed?

Estamos en una situación en la que no hemos tenido noticias del del Gobierno de España. El Gobierno regional sí que se mojó con una serie soluciones dentro de nuestras posibilidades y nuestros recursos, la empresa se dirigió al gobierno y, de momento, no hay respuesta. El plazo de seis meses para el cierre está corriendo. Si se produce lo que no queremos nadie, que es el cierre definitivo, pues habrá que trabajar en la recolocación de los trabajadores.

Me voy al otro extremo de la cadena de valor del automóvil, a los concesionarios. ¿Teme problemas de empleo en el sector?

Las cifras de ventas no se han recuperado. Necesitan que el mercado se clarifique. Si el gobierno anuncia que va a prorrogar el plan Moves les puede ayudar. En esta situación, hay que apoyar a las empresas para que la transición se lo más justa posible. El mercado no tiene claro qué tipología de producto quiere comprar.

Eso no ayuda a las perspectivas de PowerCo en Sagunto.

La electrificación yo creo que es el objetivo correcto por la descarbonización pero lo complejo es el proceso de transición. El mercado llegará un momento en el que se estabilizará. Al final yo creo que habrá mercado para todos. Todas las soluciones que apuesten por la descarbonización van a ser válidas. La electrificación es una de ellas y, probablemente la más eficiente de momento, Transitoriamente, hibridación también es una solución igual que el incremento de la eficiencia de los motores de combustión.

¿Cuál es el segundo sector, después de la automoción, que más dedicación requiere a la secretaría autonómica de empleo?

Teníamos a la cerámica y los datos apuntan que se están recuperando. Los sectores industriales están manteniendo el pulso de empleo y tenemos alguna noticia positiva porque se están incrementando las exportaciones. En general, la tendencia es positiva en casi todos los sectores. Se ha salvado el tema de la cerámica. Ha habido una cierta destrucción de empleo, pero los datos apuntan a que hay recuperación ya. En el sector de la automoción ya sabemos lo que nos espera en los próximos años y en el resto de sectores hay incógnitas externas como el coste de la financiación, que parece que se está abaratando. Las cifras son que se está reduciendo el desempleo y se crece en empleo prácticamente en todos los sectores.

Profundicemos en el sector de la cerámica, ¿cómo está la situación de los ERTEs?

Se está recuperando. Se finalizan algunos y se está retomando la producción y finalizando la suspensión de empleo o reducción de empleo. Ya no hay más entradas de expedientes y las que habían se van cerrando con recuperación de empleo.

¿Hay algún sector al margen de automoción y cerámica que recurra a los ERTE?

Puntualmente, alguna empresa sí. De manera sectorial no.

¿Hay algún sector con alarma roja de destrucción de empleo?

No. Hay sólo situaciones puntuales.

¿Hay sectores con contratación espeicalmente pujante?

En muchos. Servicios. El problema es que tenemos muchos puestos de trabajo que no podemos cubrir. Casi todos los sectores industriales tienen permanentemente puestos de trabajo solicitados sin cubrir. Ocurre en la logística, en la industria… El sector de la construcción anda como loco buscando profesionales. Este es el problema que tenemos. Se reduce el desempleo, se crea empleo y se crearía más empleo si se cubrieran las vacantes que hay, lo que está restando capacidad a nuestro sector productivo y esta es una cuesitones que tenemos que solucionar.

El hecho de que exista una conselleria que une las competencias de Educación, Universidades y Empleo debería tener como objetivo que las necesidades de cada una estas materias estuvieran alineadas.

Sí. Debemos identificar la orientación hacia el empleo. Hay que orientar a la gente hacia el empleo. La formación es para tener empleo. Además, tenemos que ser más flexibles en la definición de las necesidades formativas, en la identificación de lo que necesitan las empresas y flexibilizar el sistema de formación para adaptar los ciclos formativos a las necesidades de las empresas.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta

Ahora en portada
Arrozal de La Albufera afectado por la enfermedad de la pyricularia
Pseudoecologistas, dejen de engañar