Una planta de un centro de El Corte Inglés, en el que se ven algunos córneres de marcas de lujo
stop

El cierre de algunos córneres de marcas de lujo en El Corte Inglés se suman a la fuga de su asesora clave de moda femenina en plena reinvención del área

Barcelona, 04 de septiembre de 2019 (11:01 CET)

El Corte Inglés no gana para sustos. Sus resultados del pasado año reflejan que sus principales departamentos sufren bajadas de beneficios o directamente están en pérdidas, pero esa no es ahora mismo la peor noticia para la compañía que preside Marta Álvarez. Una de sus grandes apuestas para reflotar la sección de moda femenina, Jill Little, anunció que deja El Corte Inglés, mientras a la vez pierde oferta de marcas de lujo. Para rematarlo, la subida de rating de Fitch de este martes tampoco es exactamente una buena noticia.

En la junta de accionistas de El Corte Inglés que se celebró a finales de agosto, Álvarez a penas dio soluciones a los principales problemas de la cadena de grandes almacenes. Pero si hubo un punto en el que puso énfasis, y no es de extrañar porque es un departamento clave cuya evolución está siendo negativa, es en el de la moda. Especialmente en mujer, con nuevas marcas, aunque la estrella seguirá siendo la recientemente creada Woman.

El esfuerzo que está poniendo la cadena de centros comerciales ha sufrido un revés con la salida de Jill Little, que se conoció la semana pasada. Fichada de John Lewis, Little había sido el fichaje estrella de la compañía como asesora en moda femenina, y ella fue la que comandó los cambios, con algún despido sonado incluido, y la creación de nuevas marcas como la citada Woman.

Marta Álvarez sufre su segundo revés desde su primera junta como presidenta de El Corte Inglés: la salida de Jill Little y la huida de Loewe

Si esta salida es un golpe para la estrategia de El Corte Inglés, otra de sus apuestas también está sufriendo bajas. Se trata del lujo. La firma de moda de lujo Loewe ha cerrado varios de sus córneres en centros de El Corte Inglés en el último año como fruto de su propia crisis, según adelantó Cinco Días. En concreto, pasó de 12 a 7 en 2018.

Los corners son los espacios habituales en El Corte Inglés, especialmente en las plantas de moda, cedidos a marcas. De esta manera, los clientes de la cadena, cuando pasean por la planta de moda hombre o mujer, pueden comprar tanto las marcas propias como ir recorriendo los espacios de las marcas más conocidas. Así disponen de mucha oferta, y de distinto tipo, junta, lo que da una ventaja competitiva a El Corte Inglés porque casi nadie puede ofrecer lo que él ofrece. De hecho, es una de las cosas que más gusta a sus clientes.

Doble golpe de Loewe a El Corte Inglés

El descenso de corners de Loewe supone un doble golpe para la compañía que preside Marta Álvarez. Por un lado, por la ropa y complementos que sus clientas ya no podrán comprar. Por el otro, porque Loewe, propiedad del gigante francés LVHM, ha decidido que dentro de su estrategia de desinversiones y reestructuración de su red, debía prescindir de sus córneres en El Corte Inglés.

Todavía se desconoce si la intención de la marca de lujo es salir por completo de El Corte Inglés —le quedan espacios en siete centros— o si han analizado caso por caso para salir solo de los menos rentables, pero sí que lanza un mensaje a los grandes almacenes: ya no los necesita para vender y, si tiene que cerrar tiendas, prefiere hacerlo con los córneres. Las marcas pagan alquiler por estos espacios aunque salen más baratos que una tienda en cualquier calle comercial.

Loewe vive un buen momento de ventas a nivel mundial, con una subida del 36% en 2018, hasta los 236,4 millones de euros. Asia y Oriente Medio, con cerca de la mitad del volumen de negocio, creció el 73%. Sin embargo, en España la evolución es negativa: sus ventas cayeron cerca del 10%, hasta los 70 millones.

Nueva firma de moda íntima en El Corte Inglés

Mientras pierde espacios para el lujo de Loewe, El Corte Inglés incorpora a nuevas marcas. La empresa española de moda íntima Gisela anunció esta semana su entrada en el gigante de los centros comerciales en España. Lo hará con cinco córneres en varios centros de Madrid y de otras ciudades españolas.

Concretamente, Gisela tendrá un espacio propio en los centros de El Corte Inglés de Preciados y de Goya en la capital española y otros tres en Málaga, Palma y Murcia. La intención de la firma de ropa interior y de baño es llegar a los diez córneres en El Corte Inglés en 2020. La empresa malagueña tiene más de 25 años de historia y vende en más de 30 países. Vende a través de tiendas propias y de la web, aunque sus productos también están en más de 2.000 tiendas multimarca.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad