El Gobierno destinará al menos 15 millones al año para series en catalán y ERC garantiza los PGE

ERC retirará sus 16 enmiendas a los Presupuestos del Estado de 2022, con lo que garantiza prácticamente su aprobación tras pactar el mínimo de producciones en catalán en las plataformas audiovisuales extranjeras

Pedro Sánchez y Gabriel Rufián en Moncloa. Imagen de archivo de EFE

Esquerra Republicana (ERC) ha alcanzado un acuerdo con el Gobierno sobre la futura Ley Audiovisual que fija que el Estado destinará un mínimo de 15 millones al año a la producción en catalán, por lo que la formación catalana retirará sus 16 enmiendas al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022, garantizando prácticamente su aprobación.

Según aseguran fuentes de la formación republicana catalana, el acuerdo «garantiza el catalán en la ley audiovisual y facilita la aprobación de los Presupuestos del estado para dar impulso al proceso de negociación».

El Ejecutivo central y ERC habían logrado un preacuerdo de cuotas y porcentajes, pero se torció cuando la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, admitió que no podrían aplicar dichos requisitos en plataformas con sedes en el extranjero como HBO o Netfix porque no lo permitía la directiva europea.

Ahora podría ver la luz un posible fondo estatal que cubriría parte de la cuota del 6% de producción en lenguas cooficiales junto con la Generalitat, que ya lo hace, aunque la fórmula del fondo para subvencionar omite la exigencia de imponer una cuota ante la imposibilidad por la directiva europea.

Fondo estatal para subvencionar las series en catalán

El Govern ya destina buena parte (20,4 millones) y en las cuentas autonómicas de cara a 2002 ya hay registrado un presupuestos de 25 millones destinados a ello. Según ha podido saber Economía Digital, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha negociado con ERC la cuantía que aportará el Gobierno central para que se cumpla esa emisión de contenido en catalán en las plataformas audiovisuales.

En detalle, cada año se destinarán un mínimo 15 millones a la producción en catalán, como en el resto de lenguas oficiales, que significa un 15% del 70% de la producción total que el estado exige a todas las plataformas, así como la creación de un fondo de doblaje y subtitulado que las plataformas tendrán que incorporar en sus catálogos. De este modo, series como el ‘Juego del Calamar’ se doblarían al catalán quedando garantizado por ley, ha explicado ERC.

Según el acuerdo, se sostiene que el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) es el órgano responsable de dirimir los conflictos en doblajes con las plataformas y se fija que el 6% del catálogo mundial será en catalán, lo que atañará a plataformas con sede en España como Movistar o Atresmedia. También se incorpora la lengua de signos catalana y se garantiza que el mínimo del 15% de la producción de televisión lineal pública del Estado sea en catalán, euskera o gallego.

Fuentes del Ministerio explicaron a Economía Digital que se aplica el principio de país de origen que determina la directiva europea adoptada. Por ello, las plataformas que no tengan sede en España, como Netflix, Disney, HBO o Amazon no tendrán que aplicar el porcentaje mínimo de emisión de contenido en lenguas cooficiales, pero con el nuevo acuerdo el coste podría quedar sufragado.

Por su parte, las plataformas establecidas oficialmente en España si se verán obligadas a ello, como es el caso de plataformas de ‘streaming’ nacionales, lo que abarcaría a compañías como Filmin o a los servicios online que ofrecen cadenas de televisión como Movistar+, Antena 3 o Telecinco, pero no a las multinacionales del extranjero.

Las nuevas cesiones del Gobierno a ERC se suman a los acuerdos que ya se pusieron sobre la mesa hace unos días y que fijaban cuotas sobre la oferta en el catálogo de las plataformas: distribuir la obra europea ofrecida obligatoriamente en un 40% para las lenguas cooficiales y 60% para el castellano. Ello supone que de toda la oferta europea disponible, un 20% de las producciones serán en catalán, euskera o gallego. «Una de cada 5 obras europeas disponibles será en catalán, lo que representa un 6% de la oferta mundial del catálogo», asegura ERC.

Aprobación de Presupuestos garantizada

El acuerdo entre el Ejecutivo y ERC prácticamente garantiza la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2022, ya que la formación catalana retira «in extremis» las 16 enmiendas que había registrado tras el desencuentro sobre la Ley Audiovisual.

En el Congreso ERC ya arrancó al Gobierno plus para los prejubilados con carreras de cotización de 40 años que cobren menos de 900 euros, al tiempo que los Mossos d’Esquadra y los agentes rurales se equiparen en otros cuerpos de seguridad como la Ertzaintza y se jubilen anticipadamente a los 60 años, asumiendo el Estado el coste íntegro de la sobrecotización, y la realización de una auditoría pública a las cuentas de la Seguridad Social.

En Memoria Democrática ERC consiguió suprimir la partida consignada para las reformas de mejora de las instalaciones de la Jefatura de Vía Laietana, por lo que no habrá reformas. También se trasnfieren 10 millones a CCAA y ayuntamientos para la compra de vivienda a la Sareb para destinarla a alquiler social.

En cuanto a infraestructuras. Se transferirá la gestión en la Generalitat la B23 y la B30, así como 1,6 millones de euros para compensar la eliminación de peajes al AP7 y el AP2. Además, se invertirán hasta 5,7 millones de euros para mejoras en sostenibilidad de vías de tráfico y en carriles BUZO-VAO. A finales de este mes de noviembre, se iniciarán los trámites para iniciar el traspaso de cercanías en la Generalitat, entre otras reivindicaciones en otras materias.

Una vez que el proyecto de ley de Presupuestos pasó del Congreso al Senado y superó la semana pasada los vetos generales y a las secciones, la Comisión emitió su informe este martes y la Comisión de Presupuestos del Senado debate y vota este miércoles y jueves las enmiendas parciales presentadas por los grupos, para elaborar el dictamen que trasladará la emana siguiente al Pleno de la Cámara Alta.

A diferencia de lo que hizo inicialmente ERC, otros de los principales socios del Gobierno que ya respaldaron el proyecto de Presupuestos en su primera tramitación en el Congreso no han registrado enmiendas parciales ni al articulado, como es el caso del PNV y de EH Bildu. Entre todos los grupos registraron 3.952 enmiendas parciales.

Los grupos dispondrán hasta las 12 horas del viernes 17 de diciembre para presentar votos particulares y la tramitación concluirá en una última sesión plenaria que comenzará el martes 21 de diciembre, en la que se votará el dictamen de la Comisión. Fuentes del Ministerio de Hacienda confirman la previsión e intención de que las cuentas puedan quedar aprobadas definitivamente en la jornada del Pleno del miércoles 22 de diciembre, Día de la Lotería, o el jueves 23 a más tardar.

En caso de que se produjera cualquier modificación en el texto remitido por la Cámara Baja, o si se aprueba un veto a los Presupuestos, éstos tendrían que volver al Pleno del Congreso, para que decida si mantiene o revoca los cambios o, en su caso, levanta el veto.  

Pero si la Cámara Alta no incluye modificaciones, como es intención del Gobierno, los Presupuestos Generales del Estado de 2022 quedarían definitivamente aprobados, y listos para ser publicados en el Boletín Oficial del Estado y entrar en vigor el mismo día 1 de enero de 2022.

Las cuentas públicas del próximo año servirían a la coalición para poder completar la legislatura con garantías, según apuntan fuentes gubernamentales. Otro motivo por el que Sánchez no siente que deba convocar elecciones anticipadas. El líder del Ejecutivo mantiene la idea, según sus más cercanos, de agotar la legislatura para que coincida con la presidencia de España en la UE.