Sede central del BBVA en Bilbao (Vizkaya) / EFE
stop

Los tres bancos cobran comisiones a sus clientes por retirar efectivo en las ventanillas de sus sucursales para incentivar el uso de cajeros y online

Madrid, 20 de noviembre de 2020 (19:18 CET)

En los últimos años, la pérdida de rentabilidad del negocio bancario se está trasladando a sus clientes, con rendimientos más bajos por sus depósitos, menores incentivos en sus cuentas y, en los últimos meses, también con el endurecimiento de condiciones de sus productos bonificados y nuevas comisiones por servicios que hasta ahora eran gratuitos.

De hecho, BBVA, Bankia, Santander o Banco Sabadell habían anunciado a finales de 2019 un aumento en sus comisiones a los clientes no vinculados, que se suma al fin de la gratuidad de servicios como cuentas corrientes o tarjetas y al recorte en las retribuciones por ahorros en cuenta y depósitos.

Al mismo tiempo, el sector está embarcado en varios proyectos de fusión, como los de CaixaBank y Bankia y los de Unicaja y Liberbank, en un proceso de concentración bancaria que coincide con la oleada de despidos y cierres de sucursales en la que el sector lleva inmerso desde el final de la pasada crisis económica.

Así, varias entidades han anunciado el lanzamiento de nuevas cuentas que buscan unificar su operativa, como la cuenta Adiós Comisiones de BBVA, la Día a Día de CaixaBank o la Santander One Iberia Plus, pero que elevan los requisitos de ofertas anteriores e imponen nuevas comisiones, de entre 60 y 240 euros, según el banco y la cuenta, si no se cumplen. 

Con estas nuevas condiciones, la banca española busca aumentar sus ingresos a través de sus clientes no vinculados y reducir el impacto de los tipos negativos en su rentabilidad, al mismo tiempo que intenta incentivar el uso de sus herramientas de banca online mientras prosigue el recorte de puestos de trabajo y el cierre de oficinas. 

Todas las comisiones que te está cobrando tu banco sin que te des cuenta

Sin embargo, el cambio más llamativo en las condiciones que la banca ofrece a sus clientes afecta a las comisiones por retirar efectivo, que por el momento solo están aplicando a las ventanillas de sus sucursales 3 entidades, Santander, CaixaBank y BBVA, aunque pronto más bancos podrían sumarse a esta práctica.

Ese contagio ya se produjo cuando CaixaBank comenzó a cobrar en 2015 una comisión de 2 euros por operación a todos los usuarios de sus cajeros automáticos que no fuesen clientes de la entidad, lo que no tardó en extenderse a otros grandes bancos del país, según Cinco Días.

Ahora, los 3 mayores bancos del país anuncian cobros por retirar efectivo en sus oficinas, aunque con excepciones. Esta decisión contrasta con los primeros meses de la pandemia, cuando INGCaixaBank, Bankia, Kutxabank, Abanca, Unicaja, Ibercaja, Liberbank, Caixa Ontinyent y Caixa Pollença eliminaron las comisiones a sus clientes por sacar dinero en cajeros automáticos ajenos a su red.

Estos son los 3 bancos que han decidido cobrar comisiones a sus clientes por retirar efectivo en las ventanillas de sus sucursales, una práctica que ha motivado que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pida aclaraciones al Banco de España, alegando que no deben cobrar por un servicio que ya se paga en la comisión de mantenimiento y que puede excluir a sus clientes de más edad.

Banco Santander, la comisión más alta

La entidad que preside Ana Botín ha sido la primera en endurecer las condiciones de su Cuenta 1,2,3 antes de eliminarla. Ahora, su nueva cuenta One Iberia Plus exige ingresos de 600 euros al mes y al menos 2 recibos trimestrales y contratar un producto del banco para evitar comisiones de 240 euros al año, que se reducen a la mitad si domicilia su nómina o contrata un producto del banco.

En cuanto a la retirada de efectivo, Santander cobra desde abril un mínimo de 3,5 euros o el 4,5% de la cantidad que se retire desde la ventanilla a todos sus clientes, siendo también la primera entidad en aplicar este tipo de comisión.

CaixaBank permite hasta 5 retiradas de efectivo en oficina

En octubre, en medio de los rumores sobre su fusión con Bankia, el banco catalán presentó su nueva cuenta Día a Día, en la que es necesario domiciliar una nómina de 600 euros o una pensión de 300 euros y al menos 3 recibos o realizar un mínimo de 3 compras con la tarjeta de crédito cada trimestre para librarse de comisiones de entre 60 a 240 euros al año.

Además, CaixaBank también ha iniciado el cobro de comisiones por retirada de efectivo en sus oficinas, que ascienden a 2 euros por operación. No obstante, esta cantidad solo se abona si la operación se puede hacer online o en un cajero automático o si el cliente ya ha utilizado la retirada presencial de dinero 5 veces en el mismo mes.

BBVA solo cobra por sacar menos de 2.000 euros en sus ventanillas

Por último, el banco que preside Carlos Torres aplicará a partir del 15 de diciembre su programa Adiós Comisiones, que permite eludir pagos anuales de 100 euros si se tiene menos de 29 años y se realizan un mínimo de 7 compras con su tarjeta de crédito cada 3 meses o si se supera esa edad y se ha domiciliado una nómina de 800 euros y 5 recibos.

Respecto a la retirada de efectivo, BBVA también ha impuesto nuevas condiciones, aplicando una comisión de 2 euros a los clientes que retiren menos de 2.000 euros en una sucursal a partir del 1 de enero de 2021.

Noticia original: Business Insider

Autora: Adrián Francisco Varela

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad