Sede central del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFE/ED/Archivo

Los bancos afilan las tijeras: recortarán 14.000 millones más

stop

Las medidas extraordinarias del BCE por la desaceleración económica llevan a la banca a hacer grandes recortes

Barcelona, 26 de octubre de 2019 (14:23 CET)

A pesar de los beneficios multimillonarios de la banca, lo cierto es que viven desde 2016 una “travesía del desierto”, como ya apuntó entonces José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. Desde ese año el Banco Central Europeo (BCE) está impulsando unos bajos tipos de interés para reactivar la economía del euro y esto ha provocado al sector financiero un problema de rentabilidad.

Para compensar esta situación, las principales entidades, desde el Santander al Sabadell pasando por Caixabank y BBVA, se están planteando recortes adicionales de gastos por parte de las entidades a corto y medio plazo. Estos podrían llegar hasta los 14.000 millones de euros, tal como apunta El Periódico.

La eficiencia en España el pasado junio se situó en el 54%. Es un dato que está a la cabeza de la Unión Europea pero que es peor al que había antes de la Gran Depresión. En 2007 rondaba el 45%, lo cual implica un menor coste por cada ingreso.

Y detrás de este fuerte deterioro está la gran bajada de ingresos causada por dos factores: la caída del volumen del crédito y la bajada de la rentabilidad debida a los tipos de interés más bajos. Paralelamente, los costes se han reducido, pero mucho menos.

Las medidas para combatir la desaceleración

El BCE el pasado septiembre aprobó un paquete de medidas extraordinarias para combatir la desaceleración, mantener los tipos de interés muy bajos y lograr impulsar la inflación entorno al 2%. Por ello, los banqueros creen que deben ajustar los gastos que han tenido en los últimos ejercicios.

Según fuentes de El Periódico, el consejero delegado de un banco mediano opina que la ratio de eficiencia debe bajar a entre el 40% y el 42%. Un consultor especializado en asesorar a entidades financieras estima que debería reducirse hasta el 45%. Y dos consejeros delegados de uno de los mayores bancos españoles y de una entidad regional argumentan que es demasiado ambicioso y que el objetivo debe ser estar en torno al 50%.

Debido a que los ingresos se prevén estables por los tipos de interés oficiales, los ajustes que estiman necesarios estos ejecutivos ascenderían a entre 14.600 y 4.300 millones de euros. Esto supone recortar entre el 26% y el 8% de los gastos, teniendo en cuenta los últimos datos.

La banca reduce el personal de oficina más del 40%

Desde máximos de 2008 la banca ha recortado el 44,2% del personal de sus oficinas hasta 25.759 el pasado junio. A pesar de esto, España sigue presentando uno de las ratios más elevados de sucursales en relación a la población del mundo: 58,56 por cada 100.000 adultos. Esto les da margen para seguir los recortes en los próximos ejercicios.

Todo el proceso de reducción de los gastos es muy difícil y lleva al cierre de muchas oficinas, por lo que muchos empleados de la red comercial y los servicios centrales se quedan sin trabajo. Además, esto supone para las empresas un coste añadido por las indemnizaciones, con un efecto negativo en la eficiencia a corto plazo.

La otra vía que tienen las empresas para lograr una mejor eficiencia y rentabilidad es la de los ingresos. Sin embargo, no hay margen para hacerlo por los tipos de interés oficiales bajos y las propias políticas comerciales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad