Alcoa toca máximos del año en bolsa con el futuro de San Cibrao aún en el aire

Alcoa, que negocia con el Gobierno la venta de la planta de A Mariña lucense, escala casi un 7% en bolsa el día antes de su presentación de resultados trimestrales

Protesta de trabajadores de Alcoa en San Cibrao. Europa Press

Protesta de trabajadores de Alcoa en San Cibrao. Europa Press

Alcoa negocia con el Gobierno central la venta de la factoría de aluminio primario de San Cibrao a la SEPI mientras atraviesa un momento dulce en bolsa. Este miércoles, la compañía, que cotiza en la bolsa del Nueva York, acabó la sesión con el precio de su acción disparado un 6,88% hasta los 33,39 dólares, tocando máximos anuales. En lo que va de 2021, el precio del título de la corporación aluminera se ha revalorizado más de un 43%.

Dos hechos habrían animado al mercado a premiar a Alcoa. En primer lugar, que está previsto que la compañía de Roy Harvey presente unos resultados trimestrales este 15 de abril que se prevén positivos. El segundo, según los analistas, es que el plan de infraestructuras anunciado por el presidente Joe Biden reportará beneficios a empresas relacionadas con el sector de la construcción y de materiales derivados del aluminio, como el caso del gigante con sede en Pittsburgh.

La primavera del gigante

Lejos todavía de la cotización que presentaba en 2018, lo cierto es que la todavía dueña de la única planta de aluminio primario de España ha logrado levantar el vuelo en el mercado desde el batacazo del coronavirus. Hace un año, en plena debacle por la pandemia, la acción llegó a caer hasta los 6 dólares, de forma que, en doce meses, en valor del título se ha quintuplicado.

Además de la recuperación del precio del aluminio (el valor diario en el London Metal Exchange estaba este miércoles en 2.297,5 dólares la tonelada), Alcoa ha recibido en el último mes un empujón por parte de los grandes analistas. El pasado 9 de marzo, Goldman Sachs mejoró el precio objetivo de la acción de la compañía de 19 a 32 dólares, que Deutsche Bank elevó hasta los 36 dólares. El mayor impulso vino por uno de Morgan Stanley, que indicó que la acción podría llegar a los 43 dólares. Entre otros factores, para los analistas, las probables políticas de descarbonización que emprenderá China, aunque a largo plazo, influirán en el mercado del aluminio ya que, al bajar la oferta, el precio del metal subirá. En general, también opinan que las normativas verdes y de descarbonización afectarán de forma positiva al mercado.

“Momento dulce”

A este respecto, la pasada semana, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, indicaba que el aluminio vive “un momento dulce”, algo que choca con la situación que atraviesan en España tanto la planta de Alcoa en San Cibrao como las de Alu Ibérica en A Coruña y Avilés, en manos de Grupo Industrial Riesgo e investigadas por la Audiencia Nacional ante un posible caso de despatrimonialización fraudulenta.

En la actualidad, Alcoa negocia con el Gobierno la venta de la factoría de Cervo, de la que dependen más de medio millar de empleos directos, a la SEPI. Al margen de las dudas que ha despertado en los últimos tiempos el principal pretendiente de la planta, la compañía británica Liberty House (la intención del Ejecutivo era traspasársela tras llegar a un acuerdo con los de Roy Harvey), uno de los grandes escollos en las negociaciones estaría en la pretensión de Alcoa de incluir una cláusula de indemnidad para que fructifique la venta, es decir, una suerte de blindaje por la cual quedarían a resguardo de posibles demandas y reclamaciones futuras.

El Gobierno central no ve con buenos ojos esta demanda, si bien Alcoa asegura que es habitual en procesos de este tipo y que el Ejecutivo ya la habría aceptado en las negociaciones fallidas del pasado año. Además, los americanos indican que se comprometen a vender la planta por un euro, garantizando una cuantiosa suma para inversiones futuras.