Cambio de imagen en Leyma: recupera su emblemática vaca para poner en valor la leche gallega

Grupo Lence reposiciona la marca de Leyma con un nuevo envase que apela a la tradición y reivindica la importancia de consumir leche producido y transformado en Galicia

Nuevos envases de Leyma

Nuevos envases de Leyma

Grupo Lence, la mayor empresa láctea gallega, continúa acumulando esfuerzos en el posicionamiento de marca de sus productos. Después de la campaña Actitud Río, ahora le ha tocado el turno a Leyma, que cambia de imagen para recuperar la emblemática vaca que acompañó a la enseña desde su creación en 1962, de nuevo protagonista en el packaging de sus productos.

El reposicionamiento de marca no solo apela a la tradición y la historia de Leyma, que tiene su fábrica en A Coruña, sino que también pretende reivindicar el compromiso de la empresa con el sector lácteo gallego, poniendo en valor el consumo de leche producida y transformada en Galicia.

«El 40% de la leche que se produce en España es gallega; con todo, en la propia comunidad gallega, solo la mitad de este 40% pertenece a empresas 100% gallegas», dice en un comunicado.

Leyma reconoce que recupera su antigua imagen por «aclamación popular», pero la mirada hacia el origen es también un mensaje hacia los ganaderos en un momento de «incertidumbres para el sector lácteo y el campo de Galicia».

“Si algo representa a los gallegos es el orgullo y el respeto que sentimos por lo nuestro, y Leyma es un ejemplo de vinculación con el territorio que lleva acompañando a los consumidores desde 1962”, explicó la CEO del Grupo Lence, Carmen Lence. “Volver a la vaquita de los inicios de la compañía no es más que el resultado de una escucha activa a nuestros consumidores, que vinculan la marca con la familia, convirtiendo a Leyma en una parte fundamental de su día a día”.

Leyma busca evocar la infancia de muchos gallegos a través de su historia, así como acercar la tradición y el origen las nuevas generaciones. “Queremos que Leyma siga siendo una marca inspiradora reflejo de la conexión del pasado con el futuro, manifestando un compromiso con las familias gallegas, y siendo la leche de siempre, para los de siempre, para siempre”. La compañía busca recuperar la tradición que hay detrás de un producto de primera necesidad como es la leche, con la sostenibilidad del sector y la necesidad de apostar por el producto local: la única manera de mantener vivo el sector lácteo gallego.