Condena por despedir a afiliadas sindicales en Conservas Dani, la empresa del expresidente del Espanyol

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia obliga a readmitir a una trabajadora de Conservas Carnota, filial de Conservas Dani, que fue despedida junto a otras tres afiliadas de CCOO

Daniel Sánchez Llibre, presidente de Conservas Cuca, durante la firma de un patrocinio con el Espanyol / Espanyol

Daniel Sánchez Llibre, presidente de Conservas Cuca, durante la firma de un patrocinio con el Espanyol / Espanyol

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha condenado a Conservas Carnota, filial del grupo Conservas Dani, a readmitir a una trabajadora que fue despedida en diciembre de 2020 y a indemnizarla con 6.251 euros por los perjuicios y daño moral causado, además de abonarle las nóminas atrasadas.

Los magistrados ven una conexión entre el despido de la empleada y de otras tres compañeras, todas afiliadas a CCOO, y la intencionalidad de la empresa en influir en las elecciones sindicales, que se celebraban unos meses después. Según el sindicato, la resolución judicial indica que el despido se fundamentó en la pertenencia de la trabajadora a CCOO, vulnerando sus derechos sindicales.  Las otras tres trabajadoras también demandaron a la empresa tras el despido.

Conservas Dani cuenta fábricas en Cataluña y Chile, además de la de Carnota. Su presidente es Daniel Sánchez Llibre, quien también estuviera al frente del Espanyol, el club de fútbol de Barcelona.

La sentencia también reprocha a la empresa que en la carta de despido achacara un bajo rendimiento a la trabajadora “especialmente en el último mes”, periodo en el que se encontraba de baja médica, según pudo acreditar en el proceso judicial.

CCOO ha aplaudido el fallo y ha señalado que pone en primer plano “la situación de precariedad e incluso de acoso empresarial” en Conservas Carnota.