Couceiro ve imposible equilibrar las cuentas del Dépor con el club en Segunda B

“Mientras no estemos en el fútbol profesional, difícilmente tendremos unas cuentas equilibradas", ha defendido el presidente del Deportivo de La Coruña

Couceiro

Antonio Couceiro, presidente del Deportivo de La Coruña

El Deportivo de La Coruña encara dos jornadas de liga claves para sellar su presencia en la recién creada Primera RFEF (categoría de bronce del fútbol español) el año que viene. El conjunto herculino disputará una de las dos plazas en liza ante el Racing Club de Ferrol y el Club Deportivo Numancia y que marcarán el punto de partida del nuevo proyecto de Abanca en su camino hacia el fútbol profesional, un salto que el propio presidente del club, Antonio Couceiro, se marca como principal reto para su mandato.

En la rueda de prensa posterior a la Junta General de Accionistas celebrada este martes, el máximo mandatario del conjunto coruñés ha avanzado que seguramente “va a haber un descuadre importante” aún en el caso de amarrar la Primera RFEF. “Mientras no estemos en el fútbol profesional, difícilmente tendremos unas cuentas equilibradas. Es importante volver en cuanto antes”, ha defendido Couceiro.

El presidente del Deportivo ha recalcado que “el ascenso al fútbol profesional es un objetivo irrenunciable”, pero ha apuntado que este camino se intentará realizar con menos recursos que los puestos en marcha en esta temporada 2020-21. El club espera cerrar con unas pérdidas de nueve millones de euros y el propio Couceiro ha reconocido que se ha recurrido al «endeudamiento financiero» con el, a su vez, primer accionista (Abanca) para cubrir este desfase.

De la cantera a los sueldos del consejo

“El esfuerzo económico que se hizo esta temporada no se podrá continuar la próxima. Va a haber que tomar decisiones complejas”, ha destacado Couceiro, que ha declinado referirse sobre la continuidad de nombres propios como el entrenador del Deportivo, Rubén de la Barrera, o el máximo responsable de la parcela deportiva desde el mercado invernal de la temporada pasada, Ríchard Barral. “Las decisiones sobre el futuro de cada jugador viene condicionada por la categoría, el contrato… son muchos factores a tener en cuenta”, ha avisado.

En paralelo, Couceiro ha defendido la apuesta que el club va a realizar por potenciar la cantera. “Vamos a tratar de impulsar la incorporación de jóvenes talentos sobre todo a nivel Galicia, noroeste de España y norte de Portugal. Para eso hace falta tiempo, trabajo, también inversión y necesitamos los mejores profesionales para desarrollarlo”.

Además, Couceiro ha destacado también que la retribución de hasta 252.000 euros anuales para los cinco miembros del consejo de administración que ha sido aprobada en la junta se sitúa por debajo de los “estándares de mercado”. «Son asesores de primer nivel, empresarios, directivos, administradores que vienen al Deportivo a continuar a ejercer esa profesión y a tratar de dar lo mejor de sí para reconstruir este proyecto», ha indicado.