De la AP-9 a la Alta Velocidad: Globalvia se multiplica con Iryo, rival ‘low cost’ de Renfe

La sociedad de Juan Béjar cuenta con el 24% de las acciones de la compañía, en manos de OFL, que empezará a operar entre Madrid y Barcelona en cuatro días

Iryo, primer operador privado español de Alta Velocidad, llega a València tras realizar su primer viaje inaugural desde Madrid y celebra un acto en el que participan el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y los máximos responsables de los tres accionistas: Air Nostrum, Globalvia y Trenitalia. EFE/ Manuel Bruque

Iryo, la compañía ferroviaria en manos de OFL (Operador Ferroviario de Levante, empresa propiedad de los socios de la aerolínea regional Air Nostrum) de la que Globalvia tiene el 24% de las acciones, comienza a operar. Este lunes ha tenido lugar el acto de puesta en servicio celebrado en la estación Joaquín Sorolla (Valencia). 

Además de Air Nostrum y Globalvia, sociedad de Juan Béjar que actualmente está en plena disputa con el fondo de pensiones  APG por la propiedad de Audasa –encargada de la explotación de la AP-9–,  forma parte del accionariado del nuevo operador ferroviario, Trenitalia.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha destacado en el acto inaugural que con la liberalización la Alta Velocidad española «ha perdido su carácter elitista», «hay mejor competencia» y «ha alcanzado la democratización que buscábamos».

Sánchez ha destacado que la liberalización supondrá un incremento de aproximadamente el 55% de la oferta de Alta Velocidad en los corredores Madrid-Barcelona, MadridLevante y Madrid-Sur. Además de ello ha adelantado que espera que la competencia entre pronto en otros ejes como el MadridGalicia, al Corredor del Mediterráneo o al Madrid-León-Asturias.

Con la entrada en Iryo, España se convierte en el primer país del continente con tres compañías que prestan estos servicios. Iryo competirá en estos servicios con AVLO, la marca de bajo coste de Renfe, y con Ouigo. 

Diferencia de tarifas

De toda la oferta de Alta Velocidad disponible en la actualidad, AVLO parte de una tarifa base más barata, desde 7 euros, seguido de Ouigo, con precios desde 9 euros, e Iryo, a partir de 18 euros.

La marca de bajo coste de Renfe comercializa las 438 plazas con las que cuentan sus trenes, únicamente, en clase turista, al igual que Ouigo, que tampoco cuenta con primera clase, pero sí con un servicio denominado Ouigo Plus por 9 euros adicionales, que incluye entre otros servicios, un asiento más grande.

La filial de SNCF opera con trenes Alstom Euroduplex, los de mayor capacidad del mercado español, con 509 plazas, distribuidas en dos plantas, mientras que los ETR 1000 -el conocido como Frecciarossa (flecha roja) italiano- de Iryo, tienen una capacidad para 419 pasajeros.

El interior de estos últimos está dividido en cuatro clases (tarifas) diferentes, lo que le asemeja más al AVE, que se comercializa a través de tres tipos de tarifas: Básico, Elige y Prémium y también en ofrecer un servicio de restauración más completo o billetes gratuitos de cercanías.

Frecuencias diarias

AVLO ofrece ocho circulaciones diarias, cuatro por sentido, entre Madrid y Barcelona, y seis, tres por sentido, entre Madrid y Valencia (2.200 plazas al día).

Entre AVLO y AVE, Renfe ofrece, actualmente, 54 frecuencias diarias entre Barcelona y Madrid, con lo que ambas ciudades están unidas con un tren de Alta Velocidad por sentido aproximadamente cada media hora en gran parte del día, especialmente en las franjas horarias de mayor demanda.

Ouigo opera diez frecuencias diarias, cinco por sentido, tanto desde Madrid a Barcelona como a Valencia, ofreciendo casi 100.000 plazas semanales (99.764) en el conjunto de ambas rutas.

Iryo ofrecerá hasta un tren cada hora entre Madrid y Barcelona, con un total de 32 frecuencias diarias, 16 por sentido.