¿Fumata blanca con las eléctricas? El Gobierno quiere aprobar mañana la nueva regulación de la luz

La vicepresidenta Teresa Ribera avanza horas antes de su cónclave con los responsables de Naturgy e Iberdrola que el Ejecutivo central aprobará este jueves el decreto ley para abaratar el recibo de la luz

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera / EFE

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera / EFE

El Gobierno da por hecho que el nuevo decreto ley para contener el precio de la luz verá la luz este mismo jueves. La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, se ha mostrado convencida de que la nueva regulación se aprobará mañana sin problemas y ha descartado que se tramite mediante proyecto de ley.

Así lo ha asegurado al término de la sesión de control al Gobierno, en donde ha recordado que la decisión de que la norma se tramite como proyecto de ley depende de los grupos parlamentarios, algo que en su opinión «no tiene sentido» ya que muchas de las medidas que contiene son coyunturales.

Medidas «coyunturales»

Teresa Ribera ha insistido en que, aunque el decreto contiene algunas medidas «para quedarse», como los desembalses o la generación hidroeléctrica, «la mayoría son coyunturales y tiene poco sentido hacerlo como proyecto de ley porque en el plazo de tramitación se habrán agotado».

El decreto ley entrará en vigor un día después de la reunión que Ribera tiene prevista este miércoles con los máximos responsables de Naturgy e Iberdrola, Ribera ha recordado que lo que quiere trasladar a los responsables de estas compañías es que se deben implicar «tanto para ofrecer precios estables» a las empresas como con su contribución para la cobertura de consumidores vulnerables.

En este sentido, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado que está en contacto con la ministra para la Transición Ecológica y conoce los asuntos que se van a abordar en la reunión, que son «la energía y su afectación a las grandes industrias». La industria está preocupada, ha admitido Ribera, ya que buena parte de su consumo procede del pool, lo que la sitúa en una situación de enorme vulnerabilidad, a la que el Gobierno quiere «dar una salida».

A vueltas con la Comisión Europea

Por su parte, fuentes de Podemos han apuntado a EFE que la formación va a defender las medidas de intervención del mercado de la luz que aprobó el Consejo de Ministros hace unas semanas, y exigirá que sean estructurales, no solo hasta marzo.

Si el PSOE cede a la presión de las eléctricas y trata de rebajar las medidas en el Real Decreto Ley que se debate mañana, no van a encontrar números en el congreso que les respalden, añaden las mismas fuentes.

El objetivo del Ejecutivo es minimizar el impacto en la factura final, y reducir las partidas que dependen de la regulación, gracias a lo cual «para una gran mayoría» la factura de las familias esté igual o por debajo de cómo estaba antes; sin embargo, el incremento del precio de la energía ha hecho «que no tenga el efecto que esperábamos».

En este sentido se busca evitar que los precios del gas natural impacten en el precio de la electricidad, para lo cual España y Francia lideran la presión que ejercen varios países de la UE para que la Comisión Europea (CE) intervenga rápido y con medidas excepcionales para aplacar la escalada de precios del gas y la electricidad. La CE «se ha comprometido a buscar fórmulas, y vamos a seguir trabajando, en achicar el mercado a través de otro tipo de subastas o a través de contratación bilateral».