Hotusa, el grupo de Amancio López, pierde 130 millones y no prevé recuperarse del Covid hasta 2023

La cadena hotelera prevé continuar en pérdidas este año y volver a beneficios en 2022, aunque no recuperará los ingresos y el ebitda previos a la pandemia hasta dentro de dos años

Amancio López durante el foro Vínculo Atlántico que organiza en A Toxa

Amancio López durante el foro Vínculo Atlántico que organiza en A Toxa

El Covid-19 se ha llevado por delante prácticamente la mitad del patrimonio de Hotusa en un solo año. La cadena hotelera de Amancio López, el empresario de Chantada que hizo fortuna en el sector turístico desde Barcelona, cerró el ejercicio de la pandemia con pérdidas de 130,8 millones, lo que deterioró su patrimonio neto desde los 368 millones de cierre de 2019 hasta casi la mitad, 192 millones.

El impacto de los cierres en los establecimientos sumado a la contracción del turismo internacional una vez reabiertos golpeó con dureza al mayor consorcio de hoteles independientes del mundo. La cifra de negocio cayó a la cuarta parte, quedándose en los 309,6 millones frente a los 1.269 millones del año anterior. El resultado de explotación arrojó pérdidas de 127 millones, casi la misma cuantía, pero en positivo, de 2019, según consta en las cuentas anuales de la compañía.

Pesimismo en las previsiones de Hotusa

Hotusa, que es también el mayor operador del sector en Galicia tras la compra en pocos años de hoteles emblemáticos, como el Atlántico de A Coruña o los de la Illa da Toxa, no prevé entrar en beneficios este año pese a la mejoría de la situación epidemiológica. “El grupo espera continuar en pérdidas en el ejercicio 2021 y poder volver a entrar en beneficios a finales de 2022”, dice en su informe de gestión.

El impacto del coronavirus se extenderá todavía más en el tiempo. Hotusa, que opera con marcas como Eurostars o EXE, estima que tendrá que esperar hasta 2023 para recuperar el nivel de ingresos y el ebitda previos a la pandemia. La previsión es que el ebitda, una vez recuperado, pueda crecer a un ritmo del 3,5% en 2024 y 2025.

Un arsenal contra el Covid

Amancio López recurrió a todos los mecanismos posibles para enfrentarse al Covid, desde la renegociación de alquileres al ERTE, pasando por la solicitud de créditos ICO a, finalmente, la petición de financiación extraordinaria a la SEPI, un rescate de 320 millones según avanzó Voz Populi.

“El grupo está en proceso de negociación con diversas entidades bancarias a fin y efecto de poder dotar de liquidez adicional a la compañía para cubrir las necesidades de 2021-2022”, señala en la memoria de ejercicio.