Inditex frente a su armario: así crece su gran proveedor logístico

XPO, el gran proveedor logístico de Inditex, cerró el ejercicio de la pandemia con una facturación similar a la de Zara. A pesar del impacto del Covid, sus previsiones de futuro se disparan, ligadas al estallido del ecommerce

Emiliano García-Page visita las instalaciones de XPO en Marchamalo, Guadalajara. Foto de archivo de Agencia EFE/Pepe Zamora

Emiliano García-Page visita las instalaciones de XPO en Marchamalo, Guadalajara. Foto de archivo de Agencia EFE/Pepe Zamora

El coronavirus ha acelerado un cambio de estrategia en las compañías de distribución. En un 2020 marcado por los cierres intermitentes y las limitaciones de aforo, las grandes del retail afianzaron sus planes de transformación digital. Esto derivó en problemas para históricas proveedoras de firmas del sector que levantaron sus imperios montando tiendas físicas, pero, a la vez, amplía las expectativas de los grupos logísticos y de transporte. En España, destaca sobre otros el negocio de XPO, uno de los grandes armarios de Inditex, que también trabaja para Carrefour, Danone, Nestlé o la multinacional de moda low cost Primark. Sus números y sus expectativas de negocio anticipan un crecimiento en los próximos años. Una escalada que va pareja a la decisión de la multinacional de Arteixo de apostar por el ecommerce.

Las cifras del gran armario logístico online de la multinacional de Amancio Ortega son rotundas, pero más lo son sus previsiones. Según avanzó la propia compañía de logística y transporte, XPO Logistics cerró el ejercicio 2020 con una facturación en España de 766 millones de euros. A pesar de la pandemia, la compañía americana, que tiene en Marchamalo (Guadalajara) su gran centro logístico para servir a Inditex, logró incrementar su facturación un 0,8% a raíz del auge del comercio electrónico. Algo natural si se tiene en cuenta, sin ir más lejos, la evolución de la textil gallega en este canal. El ejercicio del estallido de la pandemia, sus ventas por Internet crecieron un 77% a tipo de cambio constante y alcanzaron los 6.600 millones de euros, más del 30% de las ventas de la compañía.

Mercado español

Los datos remitidos por el gigante textil a la CNMV evidencian la importancia del peso que tiene España en su negocio, algo que también atañe, por tanto, a sus proveedores radicados en el territorio. Inditex acabó el año del Covid con unos beneficios de más de 1.100 millones de euros. Un resultado positivo, pero fuertemente impactado por una pandemia que se llevó por delante el 70% de sus ganancias. Si nos centramos en los beneficios antes de impuestos aportados al grupo, casi la mitad, 640 millones, se consiguieron en España, a pesar de que en el país la facturación cayó por encima del 30%. Las ventas pasaron de 4.440 millones de euros en 2019 a cerca de 3.000 millones en 2020.

Precisamente, y a respecto de la importancia del mercado estatal, hay que tener en cuenta que XPO anunció el pasado febrero su intención de abrir dos nuevos centros en España en el primer semestre del año. Las nuevas plantas incrementarán en 80.000 metros cuadrados los activos en cartera en España y permitirán la contratación de 600 personas, que se sumarán a los 6.000 empleados que tiene la empresa logística, distribuidos en 80 centros de trabajo.

Cerca de los números de Zara

En no pocas ocasiones, el crecimiento de XPO ha llevado a comparar sus magnitudes con las de Inditex. Son dos multinacionales de sectores distintos: del textil a la logística, pero una es cliente de la otra.

Las cuentas anuales de XPO Logistics remitidas a la SEC, el equivalente estadounidense de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, revelan que la compañía finalizó 2020 con una facturación de 16.252 millones de dólares, más de 13.500 millones de euros al cambio, y un beneficio neto de 117 millones de dólares. Aunque su facturación global tan solo descendió un 2,3%, sus beneficios se derrumbaron un 70% frente a los 440 millones obtenidos el año precedente.

Su facturación se acerca a la de Zara, el buque insignia de Inditex, que cerró el ejercicio 2020 con unas ventas de 14.129 millones de euros del total de 20.402 millones ingresados por el grupo. La cifra de negocio descendió un 27% en comparación con el ejercicio 2019.

El cambio al ecommerce

El resultado consolidado antes de impuestos de XPO fue de 148 millones en comparación con los 569 de un año antes. La caída de beneficios de la compañía de transporte y logística vino motivada por el impacto del Covid, que derivó en menores ingresos operativos y, a la vez, mayores gastos.

Sin embargo, en la presentación de resultados del cuarto trimestre de su ejercicio fiscal, los ejecutivos de XPO dejaron claro que el avance del ecommerce abre un nuevo sendero. “Estamos viendo los beneficios de este gran cambio secular que se produce como consecuencia del comercio electrónico. Todos compramos más cosas online y eso impulsa nuestra capacidad para implementar más y más tecnología en nuestros almacenes”, apuntó Malcom Wilson, CEO de la multinacional en Europa. El directivo indicó que el recorrido del comercio electrónico permitirá expandir los márgenes de la firma. “Tenemos mucha pista por delante para mejorar”, apuntó.

En sus cuentas anuales, la multinacional indica que su segmento de logística se beneficia “de sus profundas raíces en el comercio electrónico” y destaca su actividad en el ámbito de las devoluciones de mercancías, también conocida como logística inversa (la que lleva a cabo, por ejemplo, en su planta de Illescas, en Toledo, para H&M). «Antes del Covid-19, el comercio electrónico ya estaba creciendo a nivel mundial a una tasa de dos dígitos, y ese crecimiento se ha acelerado a medida que más consumidores optan por comprar productos en línea”, apunta. “Este nivel de crecimiento dificulta que muchas empresas manejen el cumplimiento y las devoluciones internamente mientras brindan altos niveles de servicio”, explica la compañía, para anticipar sus buenas previsiones de futuro.

De los analistas a la bolsa

Tanto es así, que los analistas sostienen que la multinacional podría sobrepasar este año sus números preCovid y conseguir, de forma global, un beneficio antes de impuestos por encima de los 700 millones de dólares. Además, la sociedad, que cotiza en la bolsa de Nueva York, ha visto cómo el precio de su acción escaló más de un 19% en lo que va de año, aupada por el impulso del canal online y las perspectivas de recuperación.

A principios de año, los norteamericanos anunciaron su intención de escindir su área logística en una nueva compañía que actuará de manera independiente y también cotizará en bolsa.

En definitiva, el gran proveedor logístico online de Inditex crecerá mientras su clienta afianza su estrategia digital.