La crisis de los microchips fuerza el enésimo parón en PSA-Vigo

La planta de PSA-Vigo,de nombre Stellantis desde verano por su fusión con Fiat Chrysler (FCA), se ha visto obligada a parar su producción debido a los problemas de suministro de microchips

Trabajadores del sector de la automoción en Galicia

PSA Citroën de Vigo

La crisis de los microchips provoca también el parón productivo de la fábrica viguesa del grupo Stellantis en Vigo (antes PSA Peugeot Citroën). Los problemas de suministro de los semiconductores obligan a la planta a suspender parte de su actividad desde este martes, luego de que se anunciase hace unos días la suspensión del turno de noche en el sistema 2.

La planta de PSA, que cambió de nombre este verano luego de su fusión con la italoestadounidense Fiat Chrysler (FCA) ha tenido que paralizar su producción en varias ocasiones desde principios de año por los problemas de suministro de componentes, cuyos fabricantes a su vez están condicionados por la falta de semiconductores (microchips).

Cadena de parones

Los últimos parones se produjeron hace unos diez días, y afectaron a todos los turnos de los dos sistemas de producción. Este lunes la suspensión de actividad afecta al turno de noche del sistema 2 y este martes pararán los tres turnos de esa línea de montaje.

Ante este escenario, la empresa ha puesto en marcha los mecanismos de flexibilidad previstos (bolsa de horas y días de adecuación de jornada). En el caso de los operarios que hayan agotado estos mecanismos, se aplicará el ERTE pactado con el comité (a excepción de CIG y CUT), al que se pueden acoger los operarios fijos a tiempo completo.