La dueña de Ferroatlántica aplaude la reforma eléctrica del Gobierno

Ferroglobe, matriz de Ferroatlántica, da por superado el punto álgido de la crisis de la energía y celebra la intención del Gobierno central de topar el precio del gas natural

Javier López Madrid

Javier López Madrid, presidente de Ferroglobe y yerno de Juan Miguel Villar Mir

Escenario nuevo para Ferroglobe. La matriz de Ferroatlántica da por concluido lo peor de la crisis por la energía tras cerrar el primer trimestre del año con resultados «récord». La firma que preside Javier López Madrid (yerno de Juan Miguel Villar Mir) dio carpetazo a los tres primeros meses del año con un repunte del 26% en su facturación, que se disparó hasta los 715,3 millones de euros, y triplicó sus beneficios hasta llevarlos a los 150,8 millones de dólares (unos 145 millones de euros).

La compañía con planta en Sabón (Arteixo) ha logrado estos resultados en un momento marcado por la crisis energética que asola a Europa y que se ha intensificado con el estallido de la guerra en Ucrania. Ferroglobe, que cifraba en 83 millones de euros los sobrecostes por el precio de la energía en España en el cuarto trimestre de 2021, ahora, por el contrario, ve más despejado el horizonte.

La huella de la escalada de la energía en España

«El incremento de los precios de la energía ha tenido un impacto de otros 14,5 millones de dólares», ha asegurado la directora financiera de la compañía, Beatriz García-Cos, durante la presentación de resultados ante analistas. De esta cantidad, unos cuatro millones se corresponden a España, país al que la directiva se ha referido como «principal foco de atención».

«El impacto de la energía en España durante el primer trimestre del año fue de 4,1 millones de dólares», reconoce, antes de apuntar los «avances positivos en España con el Gobierno tras el reciente anuncio del plan para limitar el precio del gas natural, que últimamente impacta en el precio de mercado de la energía».

Durante su cita ante los inversores, la compañía asegura que, además del precio de la electricidad, los tres primeros meses del año también se han visto salpicados por episodios como la huelga del transporte.

«Ha provocado un excedente de inventarios de cara al segundo trimestre y el retraso en el reinicio del primer horno» en Sabón, ha apuntado el consejero delegado de la compañía, Marco Levi. El máximo ejecutivo de la compañía ha recalcado que, para esquivar la escalada de la electricidad en España, a lo largo del primer trimestre del año se ha optado por realizar parones de la producción en factorías como la de Sabón, un hueco que han aprovechado sus factorías de Noruega y Francia, que han sido las encargadas de sacar adelante estos productos.

Ferroglobe, optimista de cara al futuro

De cara al segundo trimestre del año, Levi espera un nuevo empujón de la mano de la renegociación de contratos. «Nuestro fuerte inicio de 2022 es el resultado de los sólidos fundamentales de nuestro portfolio de productos, la renegociación de nuestros contratos de silicio metal y los numerosos cambios que estamos llevando a cabo en la compañía para mejorar nuestra competitividad general», ha asegurado Marco Levi.

«Con una mayor ponderación hacia los contratos de precios basados en índices este año, así como con nuestros continuos esfuerzos de reducción de costes, esperamos que este impulso en nuestro desempeño financiero continúe en el corto plazo. Además, estamos evaluando el reinicio de nuestra factoría de silicio en Sudáfrica«, ha recalcado el máximo ejecutivo de Ferroglobe.

«Los resultados estelares son también la validación del potencial de beneficios de este negocio y esperamos seguir construyendo el futuro en esta positiva trayectoria», ha concluido.