Lactalis alerta: la huelga deja en una situación “muy grave” sus plantas gallegas

La multinacional francesa, con plantas en Vilalba y Nadela, asegura que está haciendo “un enorme esfuerzo” para recoger la leche de las granjas

Los problemas derivados de la huelga del transporte han dejado al sector lácteo al borde del precipicio. Si este jueves, Leche Río advertía de que estaba al máximo y, si nada cambiaba, tendría que cesar en la recogida de leche, este viernes es Lactalis quien lanza la voz de alarma. La multinacional francesa afirma que está enfrentándose a una situación “muy grave” en su funcionamiento, especialmente en sus plantas de Galicia. Indica que, no obstante, está haciendo un «enorme esfuerzo» para recoger la leche de las granjas y «para tratar de restaurar el normal funcionamiento de la cadena».

La multinacional francesa envasa marcas como Ram, Puleva, President, La Lechera o Lauki y recoge más de 1.000 millones de litros de leche a las granjas españolas, buena parte de ellas en Galicia, la mayor productora de España y donde cuenta con dos fábricas en Vilalba y Nadela.

Comienzo del refuerzo policial

Fuentes de Lactalis aseguran que la situación es «inestable» y, «en cuestión de horas, puede cambiar» por lo que se viven «momentos muy difíciles» debido a la huelga indefinida en el transporte.

No se ha restaurado el tráfico normalizado de camiones porque el paro continúa y los transportistas que quieren trabajar «están sufriendo amenazas», han señalado las mismas fuentes. A pesar de ello, indican que los refuerzos de los Cuerpos y de la Fuerzas de Seguridad del Estado «han comenzado a funcionar en las últimas horas«.

Aparte de Galicia, los principales problemas para Lactalis están en Andalucía donde están haciendo «un gran esfuerzo, garantizando la recogida» aunque trabajando sin normalidad.