Los ganaderos pasan al ataque contra Lactalis y Larsa para pedir subidas en el precio de la leche

Unións Agrarias convoca protestas el 11 y el 16 de noviembre frente a las plantas de Lactalis (Vilalba) y Larsa (Outeiro de Rei) para reclamar que los precios recojan la subida "espectacular" de costes por los piensos y los combustibles

Protesta de ganaderos ante la planta de Lactalis en Vilalba

Protesta de ganaderos ante la planta de Lactalis en Vilalba

Unións Agrarias pone fecha a las rondas de movilizaciones que pondrán en marcha contra Lactalis y Larsa para reclamar una subida en los precios de la leche. El sindicato ha convocado este martes dos protestas ante las plantas de ambas compañías en VIlalba y Outeiro de Rei, que se celebrarán este jueves 11 de noviembre y el martes 16 de noviembre, respectivamente.

En rueda de prensa, el secretario de coordinación sectorial e área externa, Felix Porto, ha justificado esta medida por la negativa de estas empresas a recoger en sus precios la subida “espectacular” de costes que vienen padeciendo los ganaderos en los últimos meses.

Según sus cálculos, producir un litro de leche cuesta ahora 2,63 céntimos más que el año pasado ante la subida del 26% en los precios de los piensos y del 34% en combustibles, unos incrementos a los que el próximo año se sumarán los de los plásticos y fertilizantes, que serán superiores al 50%.

Una subida “casi irrisoria”

En este sentido, Unións Agrarias pone el foco en Lactalis y Larsa al entender que son dos de las industrias con mayor cuota de mercado en Galicia, dado que recogen leche a unos 1.500 y 1.000 ganaderos, respectivamente. Según apunta Félix Porto, estas industrias “no aplican lo que decía la ley de cadena”. Como ejemplo pone a Lactalis, que ofrece un alza “casi irrisoria” de un céntimo después de la distribución haya incrementado precios en los lineales que no se repercuten “nada” en los productores.

Este estancamiento de los precios ha acelerado la pérdida de granjas lácteas, al pasar de 6.857 a 6.476 en tan solo un año, después de que, según los datos del Ministerio de Agricultura, el precio de la leche marque en Galicia el mínimo a nivel estatal. El litro se pagaba a 33,3 céntimos en septiembre, una cantidad superior a los 32,7 céntimos de agosto, pero inferior a una media estatal de 34,3 céntimos que se va hasta los 36,7 céntimos en País Vasco.

El precio de la leche en Galicia sigue a la cola

El responsable del sector lácteo de Unións Agrarias, Óscar Pose, lamenta que el precio en Galicia sigue “estacando” y a “la cola” de España y la UE. De hecho, apunta que países del entorno tienen precios de unos 38 céntimos por litro.

Así, Pose señala que las industrias se benefician de un incremento del 40% en los precios de la mantequilla. Por ello, con el grado de grasa que tiene la leche gallega aún sacan 9,5 céntimos más por litro de leche, pero censura que no se repercute en el productor. Igualmente, indica que hay un aumento del 30% en el precio de la leche en polvo. Además, Pose acusa a Lactalis y Larsa de quedarse con “un incremento de tres céntimos en lineales” que no llega a los productores.

En esta línea, el responsable de Unións Agrarias sostiene que Lactalis “intenta extorsionar” con “presiones” a ganaderos al intentar “obligar” a que firmen acuerdos con solo un céntimo de subida y vigencia hasta febrero o abril de 2023. “Firmar esto es firmar la sentencia de muerte de explotaciones”, afirma Pose.

A preguntas sobre cuál es la cifra que se reclama como justa por el litro de leche, Unións Agrarias apunta que tiene que ser una subida “importante” que cubra costes de producción y “permita vivir dignamente”. Recuerda que estudios de la cadena de valor apuntaban el año pasado que el coste medio del litro estaba en 36 céntimos, sin tener en cuenta los incrementos de costes del último año. Además, se esgrime que se pagan 38 céntimos en países del entorno. Por ello, “no valen limosnas”.