Novavax, la vacuna de Zendal, se dispara en bolsa tras la bendición de Joe Biden

La cotización de Novavax escala más de un 16% en una jornada después de que el presidente de EEUU anticipe la pronta aprobación de la vacuna contra el Covid

Novavax

Imagen de archivo de las vacunas de Novavax que serán producidas por Zendal en O Porriño

Los buenos presagios han disparado el precio de acciones de Novavax, la compañía americana que llegó a un acuerdo con el grupo gallego Zendal para que este produzca su vacuna contra el Covid para la Unión Europea. Este martes, la farmacéutica de Maryland vio cómo su cotización se disparaba un 16,33% hasta los 257,67 dólares la acción. La pronta presentación de resultados o el hecho de que Europa necesita la aprobación de su fármaco para facilitar la consecución de su objetivo de conseguir la inmunidad de rebaño este verano podrían haber sido factores decisivos en el último arreón de cotizada del Nasdaq. Sin embargo, el origen de su estallido está en unas declaraciones del presidente americano, Joe Biden, que anticipan su aprobación en Estados Unidos.

En unas declaraciones públicas, Biden no solo dio a entender que la aprobación de Novavax no tardaría mucho, sino que también indicó que la intención de Estados Unidos es compartir vacunas contra el coronavirus con aquellos países que necesiten más ayuda. Para lograr este objetivo son necesarios más fármacos y ahí jugará un papel decisivo la farmacéutica que alcanzó un acuerdo el pasado septiembre con el grupo gallego Zendal.

Los planes de Biden

“El problema es que en este momento tenemos que asegurarnos de que tenemos otras vacunas como Novavax y otras, probablemente”, dijo Biden. “Y creo que estaremos en condiciones de poder compartir más vacunas, así como conocimientos técnicos con otros países que realmente lo necesitan. Es la esperanza y la expectativa”, indicó el líder demócrata, preguntado acerca de la necesidad de que Estados Unidos ayudase a otras naciones, entre ellas India, que ha experimentado un repunte en los casos de Covid.

Con el arreón de este martes, Novavax encadena tres jornadas al alza (el lunes ya experimentó una subida del 6,69%). El ascenso de la compañía de Maryland llegó con el coronavirus y con su antídoto, cuyas pruebas en Reino Unido han revelado una gran eficacia. No obstante, la envergadura de Novavax como grupo estaba muy lejos de las otras grandes farmacéuticas en la carrera del Covid, como Johnson&Johnson o AstraZeneca. Para hacerse una idea de lo que ha crecido la compañía basta un dato: hace un año, su acción estaba en 21,40 dólares. Desde entonces, el precio de su título se ha multiplicado por doce.

En mayo, y debido a sus avances contra el coronavirus, el valor de su acción llegó a rebotar más de un 60% en una sola sesión.

Los vaivenes de las farmacéuticas

Con todo, a pesar de la subida de este martes, Novavax aún está lejos de alcanzar los máximos que tocó este 2021 y que rozaron los 320 dólares. Fue en febrero, una vez se conocieron los resultados de sus ensayos clínicos en Reino Unido.

Novavax está acostumbrada a los vaivenes en bolsa. Hace dos semanas, los títulos de la firma volvieron a rebotar debido a la crisis de Janssen. Cuando la vacuna de Johnson&Johnson fue puesta en cuarentena en Europa mientras no se aclaraba su posible relación con casos trombóticos detectados en Estados Unidos, Novavax inició una escalada en bolsa que la llevó a que el precio de sus acciones repuntase casi un 30% en cinco días. No obstante, el ascenso se frenó durante la pasada semana, con el desbloqueo de la inyección monodosis.

Europa, a la espera del acuerdo

En todo caso, las perspectivas de los analistas son buenas. La compañía presentará resultados trimestrales la primera semana de mayo. Números a un lado, lo que marcará su subida definitiva será la aprobación de su vacuna.

La Agencia Europea de Medicamentos, la EMA, tiene en proceso de rolling review o evaluación continua las vacunas de CureVac, Novavax y la rusa Sputnik. Aunque ninguna de ellas ha solicitado formalmente su autorización está podría ser inminente, al menos en el caso de las dos primeras. La Comisión Europea ya ha negociado compras centralizadas con Novavax, aunque el acuerdo aún no está cerrado. El principal obstáculo parte de la propia compañía, que aplazó el acuerdo por problemas con los suministros de materias primas.

A pesar de los contratiempos en Europa, en donde sí tiene ya firmado un acuerdo de producción en el Estados Unidos, donde ha comprometido 100 millones de dosis.