Otro golpe para Ferrol: la hostelería se declara «en riesgo de exclusión social»

Además de la situación del sector industrial en la comarca de Ferrolterra, la hostelería se levanta contra concello denunciando que siguen con "las tributaciones e impuestos en activo" incluso estando cerrados y que la situación les llevará "al paro o a la cola de la cocina económica"

Un hombre recoge las sillas de una terraza / EFE

Un hombre recoge las sillas de una terraza / EFE

La hostelería de Ferrol se suma a la lista de sectores como el industrial que se han visto especialmente afectados por recortes de personal y las medidas autonómicas. Los hosteleros del colectivo Hostaleiros e Autónomos Ferrolterra (HAF) culpan al «Ayuntamiento de Ferrol, Xunta y Estado español» de la mala situación que están viviendo debido a la pandemia y a las restricciones que ello conlleva, declarándose grupo «en riesgo de exclusión social y en riesgo de extrema pobreza».

«Yo no quiero pedir limosna, quiero que se sepa que yo no soy el responsable del cierre de mi negocio, y el responsable de este cierre es el que tiene que poner las medidas; estamos esperando por ellas y pienso que va siendo hora», opina Serxio Perille, un hostelero del barrio de Canido.

Este martes se ha celebrado una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Ferrol, donde ha acudido acompañado de Iván Rivas, portavoz del grupo municipal del BNG, y Azucena Rico, integrante también de HAF y dueña de un establecimiento de ocio nocturno. «Llevamos medio año con el bar cerrado, a mí que me expliquen cómo yo puedo garantizar tres meses de actividad», ha denunciado.

Cerrados pagando impuestos

Azucena Rico defendió por su parte la difícil situación que vive con su local de ocio nocturno en el barrio ferrolano de A Magdalena; «En marzo hacemos un año desde que se decretó el estado de alarma y en el que nos cerraron. Trabajamos un mes y medio y llevamos desde entonces con todos los impuestos y tributaciones en activo«. Rico advirtió que pocos compañeros de profesión podrán aguantar «pagando facturas estando cerrados» y ha alertado de que la situación llevar a muchos negocios al cierre definitivo.

Mientras, el portavoz del BNG en el Ayuntamiento de Ferrol, Iván Rivas, se ha «lamentado de la actitud del gobierno local y de la Xunta ante la dura situación en la que está el sector hostelero», «un sector que se tomó como cabeza de turco en esta crisis sanitaria, ya reconvertida en crisis económica». El colectivo de Hostaleiros e Autónomas Ferrolterra tienen convocado para este miércoles, 3 de febrero, una nueva movilización que será en este caso una marcha que partirá a las 11,00 horas de la plaza de España.