Primera factura para Couceiro en el Dépor: una indemnización a Conchado por el concurso

El Deportivo deberá abonar 235.000 de los 1,4 millones de euros que Rodríguez Conchado reclamaba por la preparación del concurso de acreedores en 2013

Nuevo consejo Deportivo

Los cuatro miembros del nuevo consejo de administración el Deportivo, con Antonio Couceiro al frente

El concurso de acreedores sigue dejando nuevas facturas en el Deportivo. El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación presentado por el conjunto ahora presidido por Antonio Couceiro contra la sentencia que le obligaba a abonar 235.000 euros más intereses legales a Germán Rodríguez Conchado (el que fuera asesor jurídico del club durante el mandato de Augusto César Lendoiro) como honorarios por la “preparación, presentación y seguimiento de la fase común del concurso”.

El Alto Tribunal ha desestimado los recursos presentados tanto por el Deportivo como por el propio Conchado, que en su reclamación inicial ante el Juzgado de Primera Instancia número 2 de A Coruña reclamaba un importe de 1,4 millones de euros “conforme a las normas orientativas de honorarios de los Colegios de Abogados de Galicia”, cifra que el tribunal rebajó hasta los 235.000 euros y que la Audiencia Provincial decidió mantener al desestimar, al igual que ahora ha hecho el Tribunal Supremo, los recursos presentados por ambas partes.

Un acuerdo verbal con Lendoiro

El origen de la disputa se remonta hasta el año 2013. En concreto, Rodríguez Conchado decidió acudir a los tribunales para reclamar los honorarios como letrado del Deportivo desde que el club realizó la solicitud (en enero) hasta su cese ocho meses después, que previamente había acordado de manera verbal con Augusto César Lendoiro en noviembre de 2012, fecha en la que el club se vio obligado a solicitar el concurso de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda que se elevaba hasta los 160 millones de euros.  

Los 235.000 euros más intereses legales que Rodríguez Conchado se embolsará por sus trabajos durante el concurso de acreedores del Deportivo fueron calculados por los jueces guardando la “debida proporción” con los 120.000 euros que el Deportivo abonó al abogado que sustituyó posteriormente a Conchado entre finales de septiembre de 2013 y febrero de 2014, así como con los 95.000 euros que pagó al procurador que representó al club durante la fase común del concurso de acreedores.

Reguero de causas judiciales pendientes

El auto del Tribunal Supremo, fechado el pasado 27 de enero, es solo una de las diferentes causas judiciales que el Deportivo de La Coruña arrastra de los tiempos del concurso de acreedores, que se inició hace ocho años, un periodo por el cual el conjunto herculino ha contado con seis presidentes diferentes (Augusto César Lendoiro, Tino Fernández, Paco Zas, el interino Juan Antonio Armenteros, Fernando Vidal y el actual, Antonio Couceiro).

Y es que también en manos del Alto Tribunal está el recurso de casación planteado por Hacienda contra la sentencia de la Audiencia Nacional en la que dejaba vía libre al Dépor poder rectificar la autoliquidación del Impuesto de Sociedades de su ejercicio fiscal 2012-13. El Supremo admitió a trámite el recurso el verano pasado y ahora debe decidir si lo estima o no. En el caso de fallar a favor de los intereses del Deportivo, al conjunto herculino se le abriría la posibilidad de disponer de una bolsa de bases imponibles negativas por valor de casi 20 millones de euros. La razón de esta disputa se encuentra en las “revalorizaciones contables indebidamente practicadas” que, según el club, se llevaron a cabo durante la etapa de Lendoiro para elevar el precio de activos “utilizando como contrapartida cuentas de ingresos”, edulcorando así una cuenta de resultados de cara a los socios e impidiendo que el Deportivo haya podido acogerse a exenciones de impuestos sobre los beneficios obtenidos en las últimas temporadas.