Telxius, la otra gran apuesta de Amancio Ortega, conecta Estados Unidos y Guatemala con fibra submarina

La filial de Telefónica desplegará junto a América Móvil un cable submarino con capacidad de 190 terabits por segundo que se espera que entre en operación en 2025

Rafael Arranz, director operativo del negocio de cable de Telxius / Telxius

Rafael Arranz, director operativo del negocio de cable de Telxius / Telxius

Telxius suma y sigue. La filial de Telefónica, de la cual Pontegadea (hólding inversor de Amancio Ortega) controla un 30%, ha anunciado que desplegará, junto a su socio América Móvil un cable submarino de fibra óptica que conectará Guatemala con Estados Unidos.

Se trata de una infraestructura de gran capacidad que unirá Puerto Barrios (Guatemala) con Boca Ratón (EEUU), con un posible amarre adicional en Cancún (México); y tendrá una capacidad inicial estimada de 190 terabits por segundo. Las compañías prevén que el cable submarino esté listo para operar en 2025 y tienen ya en vigor un contrato de suministro con Alcatel Submarine Networks (ASN) que incluye opciones para aumentar la capacidad e incorporar otros destinos.

El nuevo cable ha sido bautizado como Tikal para Telxius y AMX3 para América Móvil y será el séptimo que la filial de Telefónica incorpore a su red desde 2018 y le permitirá contar con 82.000 kilómetros diseñados «para conectar los principales centros de datos digitales a ambos lados del Atlántico».

Para América Móvil, esta alianza «es un nuevo paso para construir la red submarina más extensa de América», que entrega capacidad a través de más de 197.000 kilómetros de cables submarinos. Además, con este acuerdo, ambas compañías volverán a trabajar juntas después de que en el 2019 desplegaran un cable submarino en el Pacífico de 7.300 kilómetro