La Xunta pide una cumbre con Industria por la crisis en Alu Ibérica

El vicepresidente segundo de la Xunta, Francisco Conde, urge una reunión con Maroto y los sindicatos para buscar una solución a la crisis en Alu Ibérica

Francisco Conde y Alberto Núñez Feijó en una reunión con el comité de empresa de Alu Ibérica

Francisco Conde y Alberto Núñez Feijó en una reunión con el comité de empresa de Alu Ibérica

La crisis en Alu Ibérica se agudiza. El vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Francisco Conde, ha afirmado que intentará mediar «de forma inmediata» en el conflicto entre trabajadores y dirección de la planta de Alu Ibérica en A Coruña y ha pedido la colaboración del Ministerio de Industria para hacer frente a esta crisis.

Conde ha realizado estas declaraciones tras reunirse con el comité de empresa, y junto a su presidente, Juan Carlos López Corbacho, y ha expresado el «compromiso claro» del Gobierno gallego para lograr una «solución» no solo en relación con el despido de una trabajadora sino en lo concerniente al «día a día» y la gestión «ordinaria» de la fábrica.

Reunión con Maroto

Según Conde, será la autoridad laboral la que medie en el conflicto para tratar de dar con «un punto de encuentro entre todas las partes», mientras que en lo relativo a la solución industrial ha considerado que es un «momento clave para que se convoque la mesa industrial”, ya que «lo más relevante es tener esa visión clara para que Alu Ibérica pueda seguir produciendo aluminio primario”.

«La convocatoria por parte del Gobierno nos parece determinante para que se pueda trabajar con tiempo», ha reiterado, antes de indicar que ya fue solicitada con «urgencia» en la última reunión con el departamento de Reyes Maroto. «Esperamos que sea en breve. Lo que precisan los trabajadores es una solución industrial», ha resuelto, antes de advertir que el precio eléctrico «jugará un papel importante» en ese futuro.

La huelga indefinida

Por su parte, Corbacho ha abierto la posibilidad de mantener la huelga indefinida «por el despido completamente injusto e ilegal» de una compañera, a la que exigen que se reincorpore. «Pedimos la mediación de la Consellería para que tome cartas en el asunto», ha apuntado, antes de reconocer que las relaciones con la dirección están «rotas» y ha abogado por buscar una «solución industrial» para una factoría «a la deriva» casi año y medio después de la venta de Alcoa a Parter. «Estamos casi peor que hace 17 meses», ha alertado.

La reunión entre Conde y el comité de empresa de Alu Ibérica se ha producido a escasas horas del nuevo encuentro multilateral con el Ministerio y el comité de Alcoa en San Cibrao. En este punto, Conde ha reconocido que los problemas en A Coruña y San Cibrao «tuvieron un punto de partida distinto y la evolución es distinta», pero «el objetivo es común».