Portugal se olvida de la recesión, pero prevé crecer menos que Galicia en 2023

El ministro de Finanzas luso asegura que hay un escenario menos negativo por la contención de los precios energéticos y ratifica la previsión de un incremento del 1,3% del PIB

El comisario Paolo Gentiloni saluda al ministro de finanzas de Portugal, Fernando Medina, ante la mirada de Nadia Calviño

El comisario Paolo Gentiloni saluda al ministro de finanzas de Portugal, Fernando Medina, ante la mirada de Nadia Calviño

Portugal da carpetazo a la posibilidad de una recesión. El ministro de Finanzas luso, Fernando Medina, descartó que la economía de su país entre en cifras negativas en 2023, como se prevé para otros países de la zona euro. Sí que advierte, en cambio, de un crecimiento más moderado, aunque no más allá de la previsión que mantuvo el Gobierno de Portugal cuando presentó presupuestos, del 1,3%.

De hecho, Medina considera que podría ser incluso mejor debido a que hay «un escenario menos negativo» que cuando se presentaron las cuentas «principalmente en cuanto a los precios energéticos». «Eso tiene gran impacto sobre la capacidad de cumplir nuestras metas del Presupuesto», dijo.

Medina ha asegurado, en declaraciones a medios portugueses en Bruselas, que el Ejecutivo socialista luso mantiene el escenario que plasmó en su Presupuesto del Estado para este año, que «no era un estancamiento y mucho menos una recesión, sino un crecimiento económico».

Comparativa con Galicia

Para 2022, el Gobierno portugués esperaba un avance del PIB del 6,5 %, aunque el titular de Finanzas ha admitido este lunes que pueda ser más elevado: «Portugal es el segundo país que más creció en la zona euro en 2022, con un crecimiento de entre 6,7 % y 6,8 %», ha precisado.

De cumplirse la previsión, el crecimiento de la economía lusa será similar al de la gallega, aunque estará por debajo. La Xunta preveía en sus presupuestos del 1,7%. En la comparativa de este año, Portugal estará muy por encima, pues la previsión para Galicia es de un alza del 3,6%, siempre según las estimaciones de la Xunta.

BBVA, en su último Observatorio Regional de España, rebajaba bastante las previsiones del Gobierno gallego. Apuntaba a un aumento del PIB del 0,5%, menos de la mitad que en Portugal y el más bajo entre las comunidades autónomas.