Los errores del PP con el nombramiento de Manuel Lago en Navantia

Miguel Tellado alude a puertas giratorias y a un sueldo de 100.000 euros que se llevará Manuel Lago en Navantia, cuando solo cobrará dietas

Manuel Lago y Yolanda Díaz

Manuel Lago, asesor de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

«El problema ya no son las puertas giratorias o que enchufen al principal asesor de la ministra de Trabajo en una empresa pública con un sueldo de más de 100.000 euros al año, sino que el Ejecutivo central esté más preocupado por encontrar un cargo a sus amigos que de dotar de carga de trabajo al astillero y de solucionar la grave situación que atraviesa Ferrol». Así se despachaba este lunes Miguel Tellado, secretario general de los populares gallegos, para valorar la incorporación de Manuel Lago al consejo de administración de Navantia.

Ni puertas giratorias ni un salario de 100.000 euros al año, como ha indicado Miguel Terrado en la COPE y recogido el propio PP en una nota de prensa. Al margen de altos cargos de la Marina, en el consejo de administración de Navantia conviven por lo general responsables de distintos ministerios, que suelen ser cargos intermedios. Lo hacen ahora y lo han hecho siempre. Como en el consejo de toda empresa pública, sea Navantia o Renfe, por ejemplo, gobierne el PP o el PSOE.

¿Puertas giratorias?

Manuel Lago se ha incorporado al consejo de Navantia por el cargo que ocupa en el Ministerio de Trabajo actualmente, y no por haber dejado ningún puesto, que es lo que suele pasar cuando se dan casos de puertas giratorias, que marcan el camino contrario: del sector público o el Gobierno a la empresa privada, no estatal.

Actualmente, en el consejo de Navantia se sientan asesores y cargos intermedios de ministerios como los de Hacienda, Industria, Asuntos Exteriores o Defensa. Manuel Lago es uno de ellos.  Lo hacen por el puesto que ocupan.

Solo cobra dietas

La esquizofrenia es un trastorno mental grave por el cual las personas interpretan la realidad de manera anormal. Y esto es lo que parece suceder en el PP, ya que Manuel Lago tampoco cobrará ese salario de 100.000 euros al año que indica el secretario general de los populares gallegos, Miguel Tellado. Navantia tiene una presidenta, doce consejeros y un secretario no consejero.

Los estatutos de Navantia lo dicen claro. El cargo de administrador será retribuido. “La retribución consistirá en dietas por asistencia a las reuniones del consejo de administración, que se abonarán por la sociedad dentro de las cuantías máximas establecidas conforme a la normativa vigente para los organismos públicos y sociedades mercantiles estatales”. En 2019, último ejercicio con cuentas disponibles, el importe de esas retribuciones, para todo el consejo, fue de 113.000 euros. Un año antes, en 2018, fue de 112.000 euros.

Galicia quiere entrar en el consejo

Las críticas al desembarco de Manuel Lago en el consejo de Navantia caen en otra contradicción. Y es que el Parlamento gallego aprobó por unanimidad la semana pasada una iniciativa en la que se insta a la Xunta a solicitar su ingreso en el consejo de administración de Navantia en virtud del artículo 55 del Estatuto de Autonomía. Así figuraba en la proposición no de ley promovida por el grupo del Bloque Nacionalista Galego y que fue aprobada en la Comisión 6ª de Industria, Enerxía, Comercio e Turismo celebrada en O Hórreo.

En concreto, la iniciativa (votada separadamente por puntos) anima a la Xunta a pedir su ingreso en el consejo de administración de Navantia de cara a lograr carga de trabajo para los astilleros de la ría de Ferrol. Este punto salió adelante con el apoyo de los tres grupos con representación en la Cámara (PPdeG, BNG y PSdeG), una unanimidad que se mantuvo en otros dos puntos de la propuesta, que reclama al Gobierno estatal la constitución de una mesa de ámbito gallego para promover y diversificar actividades en el astillero ferrolano. Manuel Lago, desde el Ministerio de Trabajo y dentro del consejo de Navantia, tiene ahora esa oportunidad.